Sin dominios en Internet

  • Por
Verisign confirma las dificultades que existen en la actualidad para registrar el nombre de nuestro proyecto web tras alcanzar los 200 millones de dominios.
23/12/2010 - Según los datos publicados por la compañía proveedora de servicios de seguridad y certificados digitales para la protección de sitios con acceso por HTTPS, Verisign, el número de dominios en Internet creció durante el segundo trimestre del año en 3 millones, alcanzando la cifra total de 202 millones de dominios de primer nivel (TLDs).

Los dominios de mayor crecimiento han sido .com y .net. que juntos superan los 103 millones. La base de Dominios de Primer Nivel con Códigos de Países (ccTLD) fue de 79,2 millones de nombres de dominio, lo que supone un incremento del 2,4% con respecto al año pasado.

Ante tal panorama de crecimiento y evolución de Internet, se celebró el pasado 10 de diciembre la reunión 39 de la ICANN, responsable por la gestión de las direcciones IP y de los dominios web, con el objetivo, finalmente aplazado a marzo, de la creación de nuevos dominios genéricos hasta alcanzar una cifra cercana a los 100. Entre los dominios que se pretendían crear encontramos dominios de ciudades (.madrid, .bogota,....), comunidades(.familia, .gais,....), dominios internacionalizados y dominios de marcas (.cocacola,...).

La llegada de los dominios internacionalizados que permitan el uso de Internet en múltiples idiomas se espera supongan un impulso para la pluralidad, innovación y crecimiento de la Red.

Durante la última década, Internet ha crecido bajo un enfoque más internacional, asi parece demostrar el hecho de que actualmente los angloparlantes constituyen menos del 40% del total de usuarios. Hace una década, África contaba con menos de 5 millones de internautas, actualmente, dispone de más de 100 millones. Por su parte Asia, que hace 10 años tenían una cantidad de usuarios similar a la de Europa y Norteamérica, cuenta hoy con más usuarios que esos dos continentes juntos.

Esta por ver como afecta el fin de del protocolo IPv4 y la llegada de IPv6, al agotamiento de los dominios.