Me olvidé del Office

  • Por
Opinión: Después de meses utilizando Open Office, puedo decir tranquilamente que me he olvidado de la suite de programas de oficina de Microsoft.
Hace tiempo vengo utilizando Open Office y lo cierto es que estoy tan contento que me he decidido a escribir un artículo de opinión en el que explico mi experiencia.

Como cualquier otro usuario de Windows, desde el principio de los tiempos, venía utilizando Microsoft Office para trabajar con los típicos programas de oficina. He visto pasar por mi ordenador casi todas las versiones de Office, desde las más primarias hasta las más modernas. Casi hasta recuerdo con nostalgia el ayudante de Office aquel, que tenía la forma de un clip y que nos daba el coñazo con diversas ayudas que no servían para nada (hasta que aprendí a desactivarlo).

He de aceptar que al principio utilizaba el Office sin pagar por él y claro que hay que agradecer a Microsoft que hubiera puesto a nuestra disposición un software de gran calidad y fácil de conseguir. Pero claro, que tengo que avisar que, después de años trabajando con Office, hice la compra del software, aunque sólo cuando iba por la versión 2007 (aunque tengo dudas si era o no esta entrega del Office que compré). Es obvio que tenemos la responsabilidad de pagar por el software que utilizamos, al menos moralmente, puesto que hay que agradecer y compensar a los creadores de los programas que nos ayudan a ganarnos la vida.

De hecho hasta he comprado el Office dos veces, para dos ordenadores distintos de la oficina. Aquí no sé si ya es pasarse, pero lo cierto es que el software comercial tiene licencia de uso para un sólo computador y hay que aceptarlo y en la medida de lo posible seguir las normas. Pero el problema llegó cuando cambié de ordenador. Utilizaba XP en un viejo ordenador de sobremesa y luego compré un portatil con Windows Vista (a mi no me funciona tan mal Vista como dice la gente, por suerte, no se me queda colgado ni nada de eso). El ordenador antiguo está metido en una caja, criando polvo junto con otras muchas cosas que guardo en un trastero, que no he abierto desde mi última mudanza de casa.

Al intentar instalar de nuevo el Office en mi nuevo ordenador, con los CDs originales, me llevé la sorpresa que el número de serie ya no funcionaba. Había visto en otras ocasiones a otros usuarios con este problema y pensaba que sería por meter una clave de producto pirata, que habían encontrado por Internet y quién sabe cuántos ordenadores más tendrán instalada. Pero, por lo que pude experimentar, con una sola instalación del Office, el número de serie deja de funcionar. Entiendo que la licencia es para usar en un solo ordenador, pero si el ordenador antiguo no está ya funcionando, debería poder instalarse en un ordenador nuevo.

Así pues, tenía dos opciones, una ponerme en contacto con Microsoft para que liberen de nuevo mi clave. No dudo que deben tener un servicio técnico para estos temas, pero la verdad es que no creo mucho en la eficacia de los servicios técnicos, sobre todo si el problema lo puedes resolver tú mismo de otra manera. La otra opción era probar el Open Office para ver hasta qué punto podría serme útil en este nuevo ordenador, y si sustituiría a el paquete de oficina de Microsoft, o lo seguiría echando de menos. Quizás, si no funcionase bien, no me quedaría más remedio que enviar ese mensaje al servicio técnicom para ver si se liberaba mi clave de Office 2007.

La historia sigue con más de un año continuado en el uso de Open Office, la suite de programas de oficina de código libre de Sun Microsystems, y con la afirmación que titula este artículo de DesarrolloWeb.com: que me he olvidado del Office de Microsoft.

Los primeros pasos con Open Office son muy sencillos de dar, pues los programas afortunadamente se parecen bastante y tus conocimientos con los típicos Word o Excel sirven para el trabajo OpenOffice Writer o Clac, por poner un par de ejemplos. He de decir que al principio me sentía un poco con dudas sobre si los documentos de Word abiertos con el Open Office se verían parecidos o iguales y he de admitir que no se nota la diferencia.

Otra cosa con la que iba con cierto recelo es a la hora de enviar archivos de OpenOffice por email a otras personas y si podrían abrirlos sin problemas. Para eso Open Office ofrece la posibilidad de guardar los archivos con las extensiones propias de Microsoft, pero no me gustaba la idea de utilizar esos formatos por si daba algún problema. Entonces en documentos de texto utilizaba el formato rtf, que es estándar para cualquier sistema de textos. Pero la sorpresa más grata fue darme cuenta que enviando archivos en los formatos propios de Open Office, las personas con las que trabajo en mi día a día, los pueden abrir y trabajar con ellos sin problemas. Una preocupación menos.

Así pues, ha pasado un tiempo razonable y puedo decir sin problemas que no necesito Office en mi ordenador. No quiero equiparar ambos softwares, puesto que no dudo que el paquete de Microsoft, debido a su antigüedad, sucesivas versiones e inversión en desarrollo de producto que hace la empresa, debe tener muchas características a más que Open Office, pero lo cierto es que para un uso común ni se nota.

Lo cierto es que hay alguna cosa que hecho de menos, como la potencia del diccionario de Microsoft Office, la posibilidad que dan de mostrar sinónimos de palabras para mejorar las redacciones, o las correcciones semánticas. Pero se puede vivir sin esas ayudas y trabajar de una manera óptima. Cuando necesito corregir una palabra uso el diccionario de la RAE, para buscar un sinónimo lo consulto en diversas páginas que ofrecen diccionarios de sinónimos y antónimos y para corregir los textos los leo en alto una vez escritos.

Quizás mi derecho sería pedirle a Microsoft que me permita activar mi Office. No poder hacerlo pienso que es una vulneración de mis derechos como consumidor. Pero por otro lado veo que la estrategia de Microsoft les debe estar reportando mucho dinero y no los culpo por intentar cortar la piratería de sus programas. Lo que no cabe duda es que, de esta manera, Microsoft está haciendo un favor a Open Office, ya que cada día más usuarios se deben estar pasando con éxito a esta suite de programas. Hoy no se me ocurriría comprar de nuevo un Office, sino hacer una donación a OpenOffice.org para que sigan mejorando el programa.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir

Comentarios

linuxero

25/2/2009
Es cierto: yo también estuve utilizando no sólo OpenOffice, sino que además lo he utilizado con openSUSE (una versión del sistema operativo Linux, también gratuita y de código abierto), y no he tenido problemas con lo básico de oficina que se necesita.

Y si estos productos a veces adolecen de algunas funciones del software comercial, para sorpresa de muchos frecuentemente son más poderosos, cuentan con muchos más recursos y facilidades. No en vano está comprobado que el soporte de las comunidades virtuales es muy superior al que prestan las empresas que los venden. Y así como es exitosa la suite OpenOffice, son existosos muchos otros programas de código abierto: muchas versiones de Linux, Blender, Cinepaint, el navegador Mozilla Firefox, Lyx, etc.

César Chas

25/2/2009
Estoy completamente de acuerdo contigo. Tan es así, que escribí un artículo sobre Open Office en mi propia web, que podéis leer en http://www.sagie.es/articulos/open_office.php y donde describo los distintos componentes de Open Office por encima, y los comparo con Ms Office.

Mi experiencia con Microsoft fue parecida. Compré una licencia de office 2000 que iba bien. Después quise actualizarme a la última de 2007, y tras ver que costaba 800 euros, decidí buscar alternativas.

Leyendo por ahí descubrí Open Office, y me dije: por qué no probarlo? y para mi sorpresa es muy, muy potente y robusto. Lo único que he echado de menos son los gráficos dinámicos y algunas cosillas pequeñas, pero en general basta y sobra para la mayor parte de los usuarios. Y así hasta hoy.

Es más, Open Office fue mi puerta de entrada hacia el software libre, y ya no sé que haría sin GIMP, Mozilla Thunderbird, Filezilla, etc. etc. etc....

Arriba el software libre!

Enrique

25/2/2009
Mi Familia ya tiene dos meses con el so ubuntu y su open office, la similitud con office de windows facilita la adopcion de este paquete y no se ha presentado ninguna dificultad.

Es un buen paquete para tareas sencillas de oficina y de casa.

Arturo Castro

03/3/2009
Al igual que vos he sido usuario de office desde el famoso windoche 3.0 y la verdad no recuerdo si desde antes.
Estoy totalmente de acuerdo en que si sos un usuario promedio, el oppen office es totalmente la mejor alternativa para no gastar ni un duro, sin embargo en mi caso que debo elaborar muy sofisticadas macros para reportes de ventas, con el oppen office definitivamente soy muy torpe ya que no se como se hacen.

Huds

03/3/2009
Saludos... yo ya tengo un par de años usando el Open Office... las primeras versiones si eran un poco más limitadas, pero las mas nuevas están muy bien... La gran mayoría de los usuarios, no le tienen que pedir nada al Open Office.... pero bueno conozco usuarios que les cambias la barra de tareas de windows y ya no saben que hacer... pero esa es otra historia...

caos30

04/3/2009
Yo, igual que Cesar, tampoco puedo vivir sin software libre: de buena calidad, gratis (que no pirata!) y con actualizaciones continuas en la mayoría de los programas!

Igual que vosotros, empecé probando ... creo que FileZilla en Windows, y luego OpenOffice y FireFox, más tarde Thunderbird y finalmente la bomba: Ubuntu.

A los que os habéis ido abriendo al SL y aún no habéis probado ningún Linux... os recomiendo que empecéis con Ubuntu: a día de hoy se instala en un momento, es compatible con una gran mayoría de hardware y bueno... es disfrutar del software libre a la enésima potencia y sin virus!!! Es lo más grande que me ha pasado en los ultimos 2 años por detrás de casarme con mi esposa :P

Lo empecé usando en una partición, simultaneando windows a veces y otras Ubunu, para darme tiempo a conocerlo e ir buscando aplicaciones "gemelas" a las que llevaba tiempo utilizando en Windows. Y bueno... como dice el autor del artículo: llegó el día en que dije... ¿y para que necesito ya a Windows? y ahí ya me olvidé de él ;)

SERGI

valqrian

05/3/2009
lo q si me gusta del office es que ahora se guardan los archivos com extension docx que de algun modo "comprime" los documentos y hace no tener enormes archivos en la pc

rick hunter

05/3/2009
pregunta, una versión libre que sea como el outlook del office, alguno me lo puede comentar?

manel

14/3/2009
Llevo desde los inicios con Open Office desde linux of course, y de PM, me imagino que con vista será los mismo no?

Viva el software libre.

Roimer Garcia

12/4/2009
Alternativa al Outlook
Exelente que compartas tu experiencia con Open Office, lo usé por un tiempo en mis dos últimos semestres en la universidad. En la oficina trabajo (por ahora) principalmente con Visual Studio (desarrollo) pero estamos migrando lentamente a herramientas libres.

Saludos rick hunter, considero que la mejor alternativa a Outlook es Evolution <http://projects.gnome.org/evolution/download.shtml>, lamentablemente solo hay versiones para linux. Lo estamos usando en algunas máquinas de mi oficina bajo Kubuntu y es realmente fácil de usar, la interfaz muy parecida a outlook. Para Window el única que conozco es TuntherBird <http://www.mozilla-europe.org/es/products/thunderbird/> (Muy bueno y admite plugins).

Distriker

27/4/2009
Freeware al 90%
Muy buen articulo Miguel. La verdad, yo también uso OpenOffice, ya que prefiero usar freeware, aunque algunas veces como en el sentido gráfico no me queda mas remedio que usar un programa pirata, por ej. el photoshop, ya que no me se ningún otro programar tan bueno como el.

Para diseñar pagina webs uso el HTML-Kit, muy bueno.

Tengo pensado escribir un articulo así que me pondré enseguida en ello.

Saludos

midesweb

27/4/2009
Sobre HTML-Kit para Distriker
Hola Distriker,

Nosotros publicamos hace años un artículo hablando de HTML-kit, pero quizás esté un poco desactualizado. http://www.desarrolloweb.com/articulos/337.php

Si tienes el tiempo necesario para redactar un nuevo artículo y ofrecer guías para su uso, estaremos encantados en publicarlo.

Saludos y gracias!

Distriker

01/5/2009
Ok. Cuando pueda estará.
Hola Eugin, cuando pueda haré una guía y demas cosas explicando el HTML-Kit, claro está, que la ultima actualización.

Saludos

Distriker

01/5/2009
Jaja, HTML-KIT no es freeware
Hola, os comunico que la ultima actualización de HTML-Kit con el fleje de mejoras ya no es free, es de pago. Una pena :(

Saludos

P.D. Si alguien sabe algo mas que me lo comunique please.