El temor de Google

  • Por
Tras el malestar mostrado por la plataforma de microblogging, Google abre la posibilidad a un nuevo acuerdo "social".
13/01/2012 - El reciente anuncio de la implementación de las entradas en Google+ en los resultados del buscador de la compañía y la consiguiente merma en la posibilidad de acceder a las publicaciones (tweets) de lo que hoy en día es la plataforma de comunicación online más relevante, ha provocado un profundo malestar, como no podía ser de otra manera, en Twitter.

Pese a que la primera reacción de Google fue de sorpresa llamando la atención sobre el hecho de que Twitter decidió durante el pasado 2011 no renovar su acuerdo de colaboración con el buscador para ofrecer entre sus resultados aquellos tweets que dieran respuesta a las consultas planteadas en una búsqueda, lo cierto es que el presidente de Google, Eric Schmidt, ha mostrado su lado más templado al señalar que el contenido de Google + no se ve favorecido frente al resto de redes sociales.

En una reciente entrevista concedida a Marketingland.com, Schmidt ha indicado que la compañía líder de Internet está abierta a mantener contactos con Facebook (que hasta el momento no ha dicho ni una palabra sobre el tema) y Twitter, con la intención de lograr mejorar la indexación de sus contenidos en el buscador líder de Internet.

Pese a que está por ver como se podría implementar un posible acuerdo a gran escala entre las tres plataformas sociales más relevantes en Internet entre las que suman cerca de 1000 millones de usuarios, lo cierto es que Google necesita el acuerdo o al menos dejar claro que Twitter y Facebook no salen perjudicadas con las últimas novedades de Google+.

La compañía líder de Internet sabe que las autoridades antimonopolio europeas y norteamericanas están pendientes de sus movimientos ya que esta ha acaparado en los últimos años una posición dominante en varios mercados (búsqueda, publicidad...). que hace que cada una de sus acciones pueda afectar negativamente a la competencia llegando a suponer una importante merma de la libre competencia.

Actualmente las autoridades antimonopolio están pendientes de resolver una importante causa contra Google que podrían suponer la imposición de multas multimillonarias y una pérdida considerable de imagen .