Crece el P2P tras el cierre de Megaupload

  • Por
La descarga directa pierde fuerza tras los últimos acontecimientos.
27/01/2012 - La política norteamericana de combatir enérgicamente la piratería en Internet ha llevado a las autoridades de aquel país a realizar varias acciones de bloqueo y cierre de servicios en los últimos tiempos.

Tras la conocida como operación Megaupload que dio lugar a la desaparición de la plataforma de intercambios de archivos más importantes en todo el mundo con cerca de 150 millones de usuarios registrados y situada hasta hace bien poco entre las 100 páginas más vistas en Internet, algunas plataformas que se dedican a la observación del tráfico de Internet están constatando que se está produciendo un incremento del uso de sistemas P2P (peer to peer).

De esta manera sistemas como eMule, eDonkey o Ares que habían caído en el olvido debido a la llegada de la descarga directa y visionado por streaming parece que están volviendo a ser alternativas relevantes para el intercambio de archivos.

El regreso al P2P implica no obstante recuperar los inconvenientes de un servicio lento, inseguro y que en ocasiones ofrece material distinto al que supuestamente se accede. En este sentido hace poco conocíamos la noticia que  señalaba que el gobierno de Japón a través de su ministerio de telecomunicaciones ha puesto en marcha un proyecto con el que está distribuyendo archivos falsos a través de redes P2P al objeto de comprobar el funcionamiento de las mismas y advertir a los usuarios acerca de que dicha descarga está prohibida.

Pese a la reducción del tráfico en los servicios de descarga directa, Rapidshare, la principal alternativa a Megaupload, sigue totalmente operativa y ha salido al paso de los que apuntan que será la próxima en caer argumentando que sus servicios son diferentes de los que venía ofreciendo el portal clausurado .