¿Adiós a las cookies invisibles?

  • Por
Un reciente cambio en la normativa obliga a prestar consentimiento expreso para la instalación de programas que registren la navegación on line.
04/04/2012 - Una modificación de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE) establece la necesidad de que los internautas españoles den su consentimiento para la instalación de cookies.

Las cookies son pequeños archivos que un site coloca en nuestro equipo para almacenar información sobre nuestras preferencias de navegación o páginas visitadas pero que también resultan útiles para evitar tener que introducir el nombre de usuario o una determinada configuración cada vez que entremos en una web.

La obligatoriedad del consentimiento expreso es una vieja demanda de la comunidad de Internautas que pretende mejorar la privacidad de los usuarios, evitando el rastreo de movimientos en la red de aquellos que así lo deseen. Este consentimiento también se entenderá manifestado cuando así hayamos configurado las opciones de privacidad de nuestro navegador de forma reciente.

No obstante lo anterior, la falta de consentimiento expreso para el uso de cookies no podrá ser sancionada, ya que el régimen sancionador de la norma no ha sido cambiado por lo que esta modificación de la normativa queda practicamente sin efecto, al menos por el momento. Por eso seguimos aconsejando precaución a la hora de descargar ciertas páginas, así como sugerir el uso de filtros de seguridad en nuestro navegador web.

Esta modificación de la legislación española (también en Reino Unido, Dinamarca y Estonia) responde a la necesaria adaptación a la directiva europea sobre el tratamiento de datos personales y protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónica.