La liberalización del mercado de dominios en Internet

  • Por
El pasado 12 de enero se abrió definitivamente el registro de nuevos dominios en una expansión de este mercado jamás conocida hasta la fecha.
En la actualidad existen hay alrededor de 22 tipos de dominios de primer nivel (gTLD) como .com, .net o .org, además de 250 dominios territoriales (ccTLD) como .es para España, .mx para México, o .ar para Argentina. Esto ha configurado el panorama actual de nombres de dominio que todos conocemos, que está a punto de revolucionarse gracias a una medida que vamos a comentar en este artículo.

El hecho es que la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) u organismo internacional encargado de la regulación y administración de los nombres de dominios, aprobó durante el pasado 2011 una liberalización del mercado con el que dar la posibilidad de que las direcciones de Internet puedan terminar con cualquier palabra (números excluidos). Con esto se abre el registro de los denominados dominios de primer nivel, osea, los .com, .net, .es, etc., hasta ahora limitados, pero que con esta medida podrán ampliarse indefinidamente. Por ejemplo, si así lo desea, una empresa como Pepsi podrá optar a tener dominios acabados con su propia marca .pepsi.

Con la anunciada apertura, que tuvo lugar el pasado jueves 12 de enero, cualquiera que pueda acreditar el derecho sobre el nombre que pretende registrar. Por supuesto, no bastará con demostrar la titularidad de una marca, sino que se necesitará realizar un importante desembolso económico. En definitiva, cualquiera que disponga de 185.000 dólares, podrá optar a convertirse en titular de ese dominio gTLD, así como a ser el responsable de todos los dominios registrados bajo ese nombre.

Una vez presentada la candidatura para optar a la titularidad del nuevo dominio (.pepsi o lo que sea) la ICANN llevará a cabo un proceso de certificación y autenticidad de cada aspirante que se extenderá durante 2012. No obstante, aaproximadamente quince días después de la clausura del período de presentación de solicitudes, la ICANN publicará todas las solicitudes recibidas, en un intento de llevar a cabo un proceso transparente y que no perjudique a los legítimos propietarios de marcas y nombres.

En la medida que hasta 2013 no se verán en funcionamiento los primeros nuevos dominios en Internet es recomendable tener especial precaución con todas aquellas compañías que aseguran ser capaces de reservar un dominio de segundo nivel de estos nuevos gTLDs ya que no se puede predecir qué nuevos dominios de primer nivel estarán finalmente disponibles y mucho menos si el nuevo operador optará por vender registros de segundo nivel.

Además de los 185.000 dólares necesarios para convertirse en titular de un nuevo dominio, los poseedores de estos tendrán que hacer frente a un coste de mantenimiento de unos 25.000 dólares anuales.

Los nuevos dominios gTLD aumentarán el alcance de Internet al aceptar caracteres no latinos, permitiendo que los usuarios de muchos países mejoren la experiencia de navegación al sentirse en un ambiente más cercano y cómodo.

Nunca llueve a gusto de todos y los dominios no iban a ser menos

Por supuesto, muchas empresas estarán encantadas en personalizar aun más su nombre de dominio, incluso de hacer negocio o marketing, vendiendo o regalando dominios que tengan su terminación, pero no todos están de acuerdo ante esta nueva situación del mercado de nombres en Internet.

Los detractores de esta liberalización señalan que esta apertura obliga a las empresas a comprar los dominios con sus nombres en una posición defensiva frente a posibles ciberocupas interesados en una posible reventa, de la misma forma que está sucediendo con el dominio .xxx. Si bien es cierto lo anterior, la apertura del mercado de dominios, señalan sus partidarios, permitirá la creación de nuevos negocios, además, cuando los nuevos gTLD se combinen con otras tecnologías emergentes de Internet como IPv6 o el cloud computing, nuevos productos y servicios serán posibles.

No hay manera de saber con exactitud el número de solicitudes que ICANN recibirá ni cuántas de estas se convertirán finalmente en nuevos dominio gTLD. No obstante se espera que el proceso sea un éxito.

Referencias sobre la liberalización del mercado de dominios

Como respuesta al proceso de apertura del mercado de dominios, el ICANN ha publicado un documento donde repasar las preguntas más frecuentes (FAQ) y que ha sido la fuente de este artículo http://newgtlds.icann.org/en/about/benefits-risks

Es interesante señalar que todos aquellos interesados disponen de La Guía del Solicitante (Applicant Guidebook) un documento por el momento solo en inglés donde se proporciona información paso a paso de todo el procedimiento para solicitar un nuevo dominio gTLD, así como los compromisos financieros y legales que supone la titularidad del mismo.

Por último indicar la web dela ICANN sobre los nuevos dominios gTLDs está disponible desde http://newgtlds.icann.org/en/

Por nuestra parte, permaneceremos atentos a las novedades que esta situación nos depare para informar puntualmente a los lectores.