Komodo Edit

  • Por
Editor de texto multiplataforma y gratuito para programadores con herramientas avanzadas para edición de código en diversos lenguajes, gestión de proyectos, etc.
Komodo Edit es un editor de código fuente bastante avanzado y extensible. No se limita sólo a proveernos de las diversas herramientas habituales de los editores populares para programadores, sino que va más allá, proporcionando algunas de las utilidades típicas de los entornos de desarrollo profesionales o IDEs. Además, incorpora un sistema de complementos o add-ons similar al que conocemos por el navegador Firefox, que hace que todavía podamos disfrutar de diversas otras utilidades que seguro agradeceremos.

La verdad es que si queremos editar código fuente en lenguajes de programación orientados para la web, Komodo Edit es una de las opciones más interesantes. Primero porque es multiplataforma, lo que da soporte tanto a usuarios de Windows como los de otras plataformas como puede ser Mac o Linux. Otra de las principales ventajas de Komodo IDE es que se ofrece con la misma licencia que el navegador de la fundación Mozilla, Firefox, por lo que sobra decir que es un producto de código libre y por tanto, gratuito para cualquier uso.

Komodo Edit es, por decirlo de una manera sencilla, el hermano menor de otra herramienta de la misma compañía, ActiveState, llamada Komodo IDE. Siendo que Komodo IDE es una herramienta comercial, de pago, con diversas posibilidades aun más avanzadas y útiles para los desarrolladores profesionales como el debugging. Komodo Edit, a pesar de ser una herramienta con funcionalidad limitada a las tareas de edición de código, es bastante potente y suficiente para la mayoría de los programadores ocasionales. Por eso, sin llegar a las complejidades típicas de un entorno de desarrollo integrado (IDE), Komodo Edit ofrece muchas de las herramientas que más sirven de ayuda en los editores para programadores.

Algunas de sus principales funcionalidades son las siguientes:

  • Resaltado y coloreado de código fuente, con soporte para casi todos los lenguajes que podemos utilizar al construir una página web, como PHP, JavaScript, CSS, HTML, Python, Ruby, Perl, etc.
  • Multi-documento, que permite abrir y editar varios archivos al mismo tiempo.
  • Auto-completado de código con los típicos menús contextuales, que aparecen a medida que vamos escribiendo los programas.
  • Revisión de sintaxis en vivo, que nos proporciona información sobre los errores que podemos realizar en la sintaxis de los lenguajes de programación soportados, a medida que vamos realizando los scripts.
  • Vista previa de HTML, para poder ver las páginas web que estamos realizando dentro del propio editor.
  • Gestión de proyectos, con la posibilidad de navegar por las carpetas de nuestro sistema, en lo que llaman "live folders".
  • Posibilidad de conexión con servidores remotos para editar código directamente sobre el archivo publicado en un servidor, por medio de FTP, SFTP, SSH.
  • Posibilidad de extender el programa, con diversos complementos o add-ons creados por terceras personas, como ocurre con el navegador Firefox y sus extensiones.
La lista de funcionalidades está a la altura de los mejores editores para programadores, aunque faltan algunas de las cosas más útiles de los IDE, como el mencionado debugger. Pero dejando a un lado este detalle, cabe señalar que todavía se puede ampliar bastante el grado de posibilidades del programa a partir de las extensiones. Echando un vistazo rápido a las extensiones disponibles, podremos encontrar muchas que sin duda nos resultarán muy interesantes, como ampliación de la compatibilidad con distintos lenguajes de programación, integración de APIs y librerías de código dentro de las funciones reconocidas y de las ayudas contextuales, para diversos frameworks Javascript como Mootools, jQuery, Js-Core, ExtJs... o frameworks PHP como el conocido Cake PHP.

Entre las cosas que se echan en falta es un explorador de archivos remoto. Podemos navegar nuestro disco duro, en los directorios que tengamos asociados al proyecto activo, pero no podemos navegar un directorio en un servidor remoto, por FTP. Podemos, eso si, abrir cualquier archivo remoto para editarlo online. Incluso podemos asociar un directorio remoto a un proyecto, a través de "Project - Import from filesystem" pero las actualizaciones en este caso se quedan sólo en local y necesitaríamos sincronizar con el sistema de archivos remoto. No obstante, a través de las extensiones de Komodo Edit, tenemos la posibilidad de suplir un esta carencia con el add-on Remote Drive Tree, con el que podemos obtener un navegador de archivos en el servidor remoto, como si fuera un explorador de Windows.

Como decíamos, existen muchas extensiones muy útiles. El proceso de instalación y búsqueda es similar a Firefox y se puede realizar desde el menú de "Tools - Add-ons" de Komodo Edit. Sin duda, muchas de las necesidades que podamos encontrar, previamente las han encontrado otras personas y han sido resueltas por medio de los complementos y gracias a ellos, este editor de código se convierte en uno de los más recomendables, dentro de la oferta en programas de código libre y gratuitos.

Puedes ver lo que dicen los usuarios de Komodo Edit en la Wiki, o ver nuestro Videotutorial sobre la instalación de Komodo Edit.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir