Cómo tener Internet Explorer, Edge y Windows dentro de Mac OS X o Linux

  • Por
En este artículo te enseñamos a conseguir ejecutar dentro de tu Mac OS X, o Linux, los navegadores Internet Explorer o Edge, así como el propio Windows, por medio de una virtualización con Virtualbox e imágenes gratuitas.

Los desarrolladores necesitamos sistemas en los que probar nuestro software. Todavía más, aquellos que se dedican al desarrollo de sitios web, necesitan estar seguros que sus aplicaciones, interfaces y componentes funcionan en todos los navegadores y sistemas operativos posibles de los usuarios potenciales.

Esta necesidad puede convertirse en un problema cuando no tenemos un buen catálogo de versiones de Windows a mano. Aunque puede ser habitual tener algún ordenador con Windows en el trabajo o en casa, la verdad es que no es suficiente porque hay versiones de Internet Explorer que sólo se encuentran en determinadas versiones de Windows. Lo mismo pasa con Edge, que sólo se encuentra disponible a partir de cierto punto en la progresión del sistema de Microsoft.

Por tanto, vamos a ver cuál es la solución más simple para atajar este problema y conseguir en nuestro propio sistema operativo del ordenador de trabajo, varias versiones de Windows, tantas como deseemos para probar nuestro software. Lo haremos por medio de la virtualización y una serie de imágenes que Microsoft ofrece de manera gratuita.

Por supuesto, aunque no seas desarrollador, este artículo te servirá para aprender cómo puedes tener Windows ejecutándose en tu Mac o Windows dentro de tu Linux, sea cual sea tu necesidad concreta.

Nota: Solo hay una restricción de uso del sistema. Es válido legalmente por 90 días (aunque a pesar de haber transcurrido ese tiempo siguen funcionando perfectamente, la licencia de uso habrá expirado). Pero esto se soluciona creando un "snapshot", una vez la máquina esté arrancada, seleccionando el menú "Machine / Take Snapshot". Es un proceso rápido que te permite restaurar el sistema para encontrarlo exactamente igual al momento en el que tomaste ese snapshot.

Imágenes gratuitas de Windows, oficiales, ofrecidas por Microsoft

No necesitas comprar una licencia para tener Windows de manera totalmente legal. Por supuesto, tampoco te vamos a recomendar piratear Windows para poder instalarlo en tu Mac o Linux. La alternativa que te explicamos es la de descargar imágenes perfectamente legales del sistema operativo, proveídas por la propia Microsoft, gratuitas y libres para su uso.

El lugar donde vas a encontrar estas imágenes es en la página de desarrolladores de Microsoft Edge, en esta sección dedicada a las máquinas virtuales: https://developer.microsoft.com/en-us/microsoft-edge/tools/vms/

Son imágenes ofrecidas para desarrolladores, pero en verdad no hay ningún motivo por el que no las pueda utilizar cualquier persona.

Encuentras diversas versiones de Windows, desde Windows 7 hasta Windows 10. Por supuesto también de Windows 8.1. Es importante para los desarrolladores tener acceso a distintas ediciones del sistema operativo, porque vienen con una variedad de instalaciones de los navegadores de Microsoft, que dependen directamente de la versión Windows instalada. Obviamente, otros colectivos no necesitarán tanta variedad de versiones del sistema.

Cómo instalar las imágenes de Windows para VirtualBox

Aunque las imágenes de Windows se ofrecen para diversos proveedores de virtualización, como VMware, Parallels, HyperV o incluso para Vagrant, nosotros vamos a usar las de Virtual Box por ser el sistema de virtualización gratuito que nos funciona en cualquiera de los sistemas operativos de ordenadores personales, tanto Windows, Linux o Mac.

Para usar una de estas imágenes el proceso es bastante simple.

1.- Instalar VirtualBox

Si no lo tienes todavía, tendrás que hacerte con VirtualBox. Es un software libre que puedes obtener de manera gratuita.

No tiene ninguna complicación. En la página de Downloads de VirtualBox encontrarás la versión de tu sistema operativo, que podrás instalar mediante el típico asistente.

2.- Descargar la imagen de Windows que deseeemos

En la página de las máquinas virtuales de Microsoft IE / Edge escoges la versión de Windows que más te interese en tu caso. O las versiones que quieras tener, si es que deseas tener más de un sistema a la vez.

El archivo de descarga es un zip que tendrás que descomprimir y guardar en algún lugar de tu disco duro.

Importante para usuarios de Mac: Para descomprimir usa una aplicación llamada "The Unarchiver". Es gratuita y la encuentras en la App Store de Apple. Esto es necesario porque necesitas una aplicación que soporte el formato zip64. Si la descomprimes directamente con un doble clic desde Finder te creará una carpeta con archivos que quizás no puedas restaurar para crear tu máquina virtual. Lo que te tiene que quedar es un archivo con extensión ".ova".

Por ejemplo, para testear mis aplicaciones y sitios web uso imágenes de Windows 8.1 con Internet Explorer 11 y de Windows 10 con Microsoft Edge.

3.- Crear la máquina virtual con Virtualbox

Gracias al archivo descargado y descomprimido, con extensión .ova, con un doble clic sobre el archivo se creará la máquina virtual con la configuración recomendada y no te quedará más que esperar unos minutos para poder usarla.

En la ventana de VirtualBox se informará de la máquina virtual que se va a crear y sus características. Tal como vemos en esta imagen:

Aceptando esa ventana se creará la imagen virtual y podremos arrancarla desde la ventana de VirtualBox.

Alternativa manual para crear la máquina virtual

Si no consigues descomprimir bien el archivo y te genera una carpeta con el disco duro de la máquina virtual (extensión ".vmdk"), quizás la consigas restaurar igualmente, para lo que necesitarías seguir una serie de pasos manuales. Es fácil que no te funcione con todas las imágenes (por lo menos no funciona tal cual con la de W10 pero sí con la de W8 que tengo), quizás porque las características de la máquina virtual haya que ajustarlas para que satisfagan el sistema operativo invitado que se pretende instalar.

En este paso tenemos que abrir el programa de virtualización Virtualbox y crear una nueva máquina virtual. Para ello en la ventana de Virtualbox pulsamos el botón "Nueva" y luego asignamos un nombre a la máquina y una arquitectura de sistema operativo que vayamos a instalar.

A continuación se nos solicita informar sobre el tamaño de la memoria que pensamos asignar a esta máquina. Cuanta más memoria le asignemos en principio será mejor para la máquina virtual, ya que podrá funcionar con mayor rendimiento. Pero claro, todo dependerá de la memoria de nuestro equipo, puesto que toda la memoria asignada será consumida en el sistema original cuando esa máquina esté ejecutándose. (Por supuesto, esa memoria estará liberada si tu Windows está cerrado y la máquina virtual detenida).

En principio con 2 Gigas de RAM en la máquina virtual es suficiente para nuestro cometido.

El siguiente paso es asociar el disco duro de nuestra máquina virtual. Para ello tendremos que pulsar el botón que nos abre una caja de diálogo de nuestro disco duro, para que seleccionamos el archivo descargado y descomprimido anteriormente.

Este es el paso más importante, porque estaremos indicando que nuestra máquina virtual tiene el disco duro donde está Windows instalado, tal como lo necesitamos, en la versión que hayamos descargado. Nos tiene que quedar más o menos como en la imagen siguiente.

Una vez terminado este pequeño asistente, la máquina virtual estará creada y lista para ser arrancada.

Nota: otras configuraciones sobre la máquina virtual, como el número de procesadores, la memoria de tarjeta gráfica asignada, etc. las podremos realizar más adelante desde el menú "Configuración" de la ventana de VirtualBox.

Virtualización Vs Browser Stack

Sólo quería acabar el artículo explicando que existe otra alternativa más rápida y ligera para nuestros equipos, con la que probar páginas y aplicaciones web en una inmensa gama de navegadores y sistemas operativos. Así que, si este es el cometido, podría llegar a interesarnos. Se trata del servicio de Browser Stack que permite ejecutar cualquier sitio web en un sistema real.

En Browser Stack nos permiten arrancar no solo instancias con sistemas Windows, sino también con sistemas alternativos para "desktop" y "mobile". Las pruebas son con dispositivos reales, o al menos así lo dicen, por lo que son muy fiables.

Esto te dispensa de gastar espacio en tu disco duro para instalar las máquinas virtuales y recursos en la máquina host cuando se ejecutan. El único problema es que es un servicio de pago, aunque tienen una cantidad de horas (30 si no ha cambiado) gratuitas al registrarte. En el artículo sobre Modern.IE se habló más sobre este servicio.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir