> Manuales > Todo sobre los servicios de Google

Podemos utilizar la caché de Google como copia de seguridad de nuestras webs, algo nada recomendable, pero que puede servir si no tenemos otro médodo de recuperar los datos.

Este artículo surge de una experiencia que hemos padecido en DesarrolloWeb.com, debida a una pérdida de datos de la página. Lamentablemente, nadie está a salvo que un día se pueda estropear algún hardware del servidor o una de las personas que trabaja con la página cometa un error grave. Claro que para solventar una posible papeleta de este estilo están las copias de seguridad propiamente dichas. Pero ¿Qué hacer cuando también fallan los procesos de copia de seguridad?

Nunca debemos dar por supuesto que una copia de seguridad está realizándose, aunque estemos pagando religiosamente a un proveedor por el servicio de copias de seguridad. Puede ocurriros como a nosotros, que el día que vamos a restaurar unos datos no están las copias realizadas. No viene al caso seguir comentando el cúmulo de circunstancias que puede surgir en el momento menos oportuno. Lo dejaremos para futuros artículos de desarrolloweb.com. Ahora lo que vamos a hacer es escribir sobre la solución que tuvimos que adoptar, cuando todas las demás no funcionaron.

Pues bueno, cuando todo lo demás falla, tenemos a San Google.

Google guarda una copia de las páginas que tiene indexadas en el buscador, en una caché interna que también se encuentra disponible para los usuarios del motor de búsqueda. Tenemos modos de evitar que Google muestre la caché de las páginas, pero espero que no hayamos hecho eso, porque entonces perderíamos la oportunidad de restaurar nuestras páginas por este mecanismo.

Para cualquier resultado del buscador de Google aparece en la parte de abajo varios enlaces, en un color verde claro. Uno de ellos es el enlace de la caché. Si lo pulsamos Google nos mostrará cómo estaba la página el último día que la accedió.

De esa manera podemos sacar cualquier dato que tengamos necesidad restaurar en nuestro sistema. Ya sólo quedaría copiar la información que necesitemos y pegarla en donde sea, o insertarla en una base de datos.

Eso si, no podemos confiar en la caché de Google. Es muy arriesgado y a veces, por lo que sea, Google no muestra la caché de una determinada página o dice que no está disponible. De hecho, hemos experimentado que unas veces puede decir que no existe una página en la caché y luego al rato decir que sí. Incluso accediendo desde dos ordenadores distintos al mismo tiempo, estando éstos en distintas redes, en uno muestra una página en la caché y en otro no. Esto debe ser porque la caché debe estar balanceada en decenas o cientos de máquinas servidores y a veces puedes acceder a una máquina que no localiza una información, mientras que otro usuario accede a otra que sí la muestra.

En definitiva, no os deseamos que os ocurra nunca una pérdida de datos. Como hemos comprobado, infelizmente, en nuestras carnes con desarrollo web .com, puede ocurrir hasta en las mejores familias. Si surge, esperamos que tengáis copias de seguridad y éstas funcionen. Pero si todo se tuerce, podéis intentarlo con la caché de Google. Claro que será más laborioso recuperar los datos, pero al menos ahí están.

Lo que no sabemos es por cuánto tiempo van a permanecer los datos en la cache, por lo que sería recomendable darse prisa en la recuperación, así evitar que, cuando vayamos a recoger los datos, no estén. Si alguien tiene alguna información que complete este asunto, se agradecerán los comentarios.

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online Escu...

Manual