> Manuales > Taller de MySQL

Pasos a seguir para la instalación de la base de datos MySQL y algunas ayudas básicas para comenzar con buen pie.

Uno de los puntos fuertes de las páginas en PHP es la posibilidad de explotar bases de datos mediante funciones de una simplicidad y potencia muy agradecidas. Estas bases de datos pueden servir a nuestro sitio para almacenar contenidos de una forma sistemática que nos permita clasificarlos, buscarlos y editarlos rápida y fácilmente.

Una base de datos es sencillamente un conjunto de tablas en las que almacenamos distintos registros (artículos de una tienda virtual, proveedores o clientes de una empresa, películas en cartelera en el cine...). Estos registros son catalogados en función de distintos parámetros que los caracterizan y que presentan una utilidad a la hora de clasificarlos. Así, por ejemplo, los artículos de una tienda virtual podrían catalogarse a partir de distintos campos como puede ser un número de referencia, nombre del artículo, descripción, precio, proveedor...

La base de datos más difundida con el tandem UNIX-Apache es sin duda MySQL. Como para el caso de Apache, una versión para Windows está disponible y puede ser descargada gratis.

Su puesta a punto no entraña mucha dificultad. Una vez instalado el programa podemos ejecutar nuestras ordenes en modo MS-DOS. Para ello abrimos una ventana MS-DOS y nos colocamos en el directorio bin de mysql. En este directorio se encuentran los archivos ejecutables. Aquí habrá que encontrar un archivo llamado mysqld. En el caso de la versión más actual durante la redacción de este articulo este archivo es llamado mysqld-shareware. Una vez ejecutado este archivo podemos ejecutar el siguiente: mysql.

Llegados a este punto veremos cómo un mensaje de bienvenida aparece en nuestra pantalla. En estos momentos nos encontramos dentro de la base de datos. A partir de ahí podemos realizar todo tipo de operaciones por sentencias SQL.

No vamos a entrar en una explicación pormenorizada del funcionamiento de esta base de datos ya que esto nos daría para un manual entero. Daremos como referencia nuestro tutorial de SQL a partir del cual se puede tener una idea muy práctica de las sentencias necesarias para la creación y edición de las tablas. También existe una documentación extensa en inglés en el directorio Docs de MySQL. A modo de resumen, aquí os proponemos además las operaciones más básicas que, combinadas nuestro tutorial de SQL pueden dar solución a gran parte de los casos que se os presenten:

Para evitarnos el tener que editar nuestras tablas directamente sobre archivos de texto, puede resultar muy práctico usar cualquier otra base de datos con un editor y exportar a continuación la tabla en un archivo de texto configurado para dejar tabulaciones entre cada campo. Esto es posible en Access por ejemplo pinchando con el botón derecho sobre la tabla que queremos convertir y eligiendo la opción exportar. Una ventana de dialogo aparecerá en la que elegiremos guardar el archivo en tipo texto. El paso siguiente será elegir un formato delimitado por tabulaciones sin cualificador de texto.

Otra posibilidad que puede resultar muy práctica y que nos evita trabajar continuamente tecleando órdenes al estilo de antaño es servirse de programas en PHP o Perl ya existentes y descargables en la red. El más popular sin duda es phpMyAdmin. Este tipo de scripts son ejecutados desde un navegador y pueden ser por tanto albergados en nuestro servidor o empleados en local para, a partir de ellos, administrar MySQL de una forma menos sufrida.

Asimismo, dentro del directorio bin de MySQL, podemos encontrar una pequeña aplicación llamada MySqlManager. Se trata de una interface windows, más agradable a la vista y al uso que la que obtenemos ejecutando el archivo mysql. En este caso, las sentencias SQL deben realizarse sin el punto y coma final.

Rubén Alvarez

Rubén es doctor en química y programador aficionado con experiencia en PHP.

Manual