Navegador Opera

¿Una cuestión de estilo? ¿Podrá ocupar el lugar de otros navegadores más utilizados?
Si existe un navegador singular, desde luego ése es Opera. Mucho más particular que Internet Explorer, dotado éste como está de una magnífica capacidad de generar fallos de seguridad graves cada vez que un usuario con los suficientes conocimientos le echa un vistazo a fondo; ciertamente, también más particular que Mozilla Suite, la robusta aplicación trinitaria -navegador, cliente de correo electrónico y compositor web, tres en uno-, robusta y eficiente como un viejo galeón español. No entraré a discutir las características de otros tantos navegadores, como por ejemplo Firebird -basado como Mozilla Browser y Netscape Navigator en el motor Gecko-, Kmaleon u otros de la misma matriz Gecko. Tampoco hace falta mencionar las armaduras lideradas por NeoPlanet, destinadas a añadir algunas extensiones al propio Internet Explorer, pero sin corregir, claro está, los errores cometidos por la curiosa caterva de ingenieros de Microsoft.

Supongo que Opera nos ha llamado la atención a todos los usuarios en alguna ocasión, particularmente por la sonoridad de su nombre. A mí particularmente me intrigaba la buena fama que cosechaba entre los usuarios de Mozilla, quienes llegan a considerarlo una especie de pariente cercano, a pesar de que se trata de una aplicación comercial a la venta por 34 euros. Esta familiaridad Opera-Mozilla se explica debido a varios factores; entre ellos, el común afán por hacerse un hueco digno en el mercado ampliamente sometido por Internet Explorer, el venerable respeto a los estándares del Consorcio W3, la extraordinaria capacidad de personalización y ciertas buenas ideas que simplifican y hacen más cómoda la navegación web.

De acuerdo, Opera tiene buena fama y cuenta con el apoyo de quienes pueden resultar usuarios de lo más ásperos, cuando se trata de entrar en discusiones que enfrentan a la comunidad libre y a Microsoft y su... (supongo que sí) navegador. De modo que uno visita Opera.com y se descarga el programa en español y lo prueba. Tiene dos opciones, claro está: pagarlo -34 euros constituyen una cifra muy razonable, y yo diría que bien merece la pena-; o usar la versión de prueba, completamente funcional, pero que incluye, empero, un gran y espantoso banner que no sólo daña la vista, sino que además hace suya gran parte del espacio visual.

En un primer momento, después de aceptar el dichoso banner, uno siente una pequeña angustia espiritual, y es que Opera cuenta con decenas de opciones que, en lugar de mantenerse ocultas a la espera de ser descubiertas, hacen acto de presencia prácticamente desde el primer momento. Por poner un ejemplo, la barra de progreso se encuentra activa por defecto; dicha barra, a diferencia de las más simples procedentes de Mozilla e Internet Explorer, hace una exposición detallada de la descarga de archivos -muy parecido a los datos de progreso en la barra de estado del viejo Netscape-, incluyendo cantidad de archivos, tamaño y en fin, todas las cosas que normalmente uno no tiene intención de leer.

Uno debe hacerse a la idea de que Opera no es una aplicación del todo sencilla, si tenemos intención de dominarla plenamente; es buena idea ser paciente y darle cancha y algo de tiempo. Al final, después de mucho probar y leer, uno descubre las piezas clave y ya puede navegar veloz sin darse de bruces contra el propio programa. Opera incluye, entre otras cosas: navegación mediante pestañas; identificación de gestos del ratón, una funcionalidad que transforma determinados movimientos del ratón en acciones; cliente de correo electrónico integrado en el propio programa -aparece dentro de la misma ventana-: Opera se preocupa de explicar que se trata de un cliente absolutamente novedoso y nunca visto e invita a leer un pequeño tutorial. Incluye asimismo la posibilidad de cambiar de decorado -tradicionalmente, las máscaras de programas fueron llamadas "skins" en los pseudonavegadores basados en Internet Explorer y "temas" en Netscape/Mozilla-; a un clic de distancia se encuentra una especie de rastrillo, localizado en el portal de Opera, donde los usuarios de ánimo creativo pueden exponer sus propios diseños. Hay muchos y gran parte de ellos resultan muy atractivos. Opera incluye asimismo la posibilidad de bloquear ventanas emergentes no solicitadas, supresión de las barras de desplazamiento -si cuentas con rueda de ratón, no son indispensables-, y un largo etcétera que puede llegar a sorprender. Además, puede decirse con justicia que Opera es una aplicación razonablemente ligera y, de hecho, su peso de descarga sin java es de menos de 4 Megabytes. Nadie negará que los ingenieros de la compañía europea han hecho un trabajo admirable.

Opciones de Opera
Opciones del navegador Opera


Otro espectro de razones para adquirir Opera, fuera ya de las motivaciones informáticas, tiene que ver con una suerte de pequeña vanidad. Existe una ya larga lucha entre usuarios de las plataformas PC y Mac; posiblemente es falso que una de ellas sea más poderosa que la otra: más bien, cada una resulta más beneficiosa para determinados rangos de usuario (y para determinados rangos de bolsillo, seamos francos). En todo caso, hay un motivo que siempre resulta divertido y revelador, y es que se da por sentado que consumir un Mac es asimismo una cuestión de estilo. Su diseño es cuidado y apetecible, como una golosina de policarbonato. Algo parecido ocurre con Opera, y es que sus usuarios muestran un orgullo singular por poseer este programa. De hecho, el portal Opera.com cuenta con una amplia comunidad destinada a dar cabida a sus exclusivos compradores. Bueno, debo decir que eso es algo que comprendo perfectamente. Opera es toda una joya.

Barra de navegación de Opera
Barra de navegación de Opera

La información actualizada de opera podemos encontrarla en un nuevo artículo llamado Opera 9.

Autor

Gck

Compartir

Comentarios

09/9/2004
En cuanto al "espantoso y enorme banner" que menciona el autor de este artículo, me gustaría decir que es un banner estandar, ni tan grande ni espantoso, y además, en ocasiones puede venir muy bien porque nos muestra una búsqueda realizada por Google de páginas relacionadas con la que estamos viendo en el momento.
Vaya, que la versión gratuíta está muy bien.
En cuanto a la comlicación del programa a la hora de utilizarlo, decir que me parece muy fácil y mucho más claro que Internet Explorer.
Más ventajas: es más rápido, no te acosa la publicidad en pop-ups continuamente, permite ver varias páginas a la vez en la pantalla dividiendo la ventana del navegador, ver las páginas como han sido diseñadas o como tu prefieras, aumentar el texto de las páginas...
Todo son ventajas. Para mi es el mejor navegador.
También me gusta Konqueror.

Gerardo García

13/9/2004
No lo tomes a mal, haz pruebas bien hechas sobre tu artículo y verás que tengo razón y es como yo te digo, no se entiende bien tu artículo, fíjate, nunca usé Opera y vine aquí por Google para tomar conocimiento, ahora bien, tu artículo empieza muy claro, hasta que llegas al banner, pones un punto ya aparte, vuelves a referirte al banner, y luego no se entiende, no se sabe si sigues hablando de los problemas o pasaste a hablar de virtudes de Opera que nada tienen que ver con el banner, te aseguro que es así, como acabo de decirte me refiero al párrafo donde comienzas con el banner, claro que tú lo entiendes, obviamente, tú conoces Opera, también lo entiende cualquier otra persona que conozca Opera, y por cierto todo usuario avanzado, pero ninguna de estas personas necesitaba tu artículo, yo sé poco de Internet y nada de Opera, creo que escribiste tu artículo exclusivamente para personas como yo, entonces haz una prueba con gente como yo, verás que tengo razón, no hay nada más que agregar, buscaré en otro sitio por Google.

ricardo

01/12/2005
El banner publicitario lo han quitado en la ultima versión gratis. La verdad es que yo lo uso y me va fenomenal

Darío

25/3/2006
Un familiar me recomendo usar Opera, al principio dude de la capacidad que podria tener esta herramienta pero a lo largo de los seis ultimos meses he descubierto que es realmente lo mejor que he visto no solo en browsers sino tambien en e-mail clients. Otra caracteristica que me resulta sumamente interesante es que existe una version para Linux que incluye todas los features que posee la version de Windows. Recomendable en un 100%

Jerod

09/8/2006
Ademas de que al autor de este articulo se le nota el fanatismo por los programas open source como MOZILLA... Hay que agregar q este articulo tiene millones de errores (exagero pero son muchos) y esta super atrasado. en pocas palabras, es una MIERDA!!!.

HUGO

14/1/2007
El navegador opera es muy completo pero el correo electronico es un poco dificil de usar ,yo no pude hasta ahora bajar un solo mensaje(enviar si pude)ademas el manual en español es muy basico y los tutoriales mas avanzados no esta traducido al y pra colmo no hay libros editados sobre este navegador en español (lo que habia publicado se discontinuo )

susi

23/1/2007
quiero chatear con gente y no puedo

Daniel

04/2/2007
Llevo usando Opera hace como un año y puedo decir que es un Señor Navegador, muy por encima de los demás. Claro que todos los navegadores tienen sus fallas como en el caso de Opera, algunas páginas que no se abren, pero eso se va informando y se soluciona. En cuanto a sus características son excelentes, rápido, versátil y con correo incluído. Qué más se puede pedir.

Para conocer algo más de este navegador y dejar atrás IE les dejo este enlace:

http://es.geocities.com/pixelay/opera_intro.htm

La garrita salvatrucha

13/10/2008
Es muy bueno en verdad, he usado firefox, safari y explorer y me he quedado con opera, pero hay algo que me esta molestando y espero que haya sido error de configuracion, es decir que lo provoqué en algun momento de elegir preferencias. Resulta que según yo, opera no rellena campos con palabras que usamos comunmente, no estoy hablando de contraseñas guardadas ni de rellenar formularios, eso sí lo hace, lo que digo es que no completa palabras como cuando escribes un mensaje de texto en tu celular y te muestra sugerencias de las palabras que más usas según las letras que vallas escribiendo, soy yo o es que opera no tiene esa función?

sergiobotta

16/7/2009
Opera ....
Yo utilizo Opera desde hace un tiempo, actualmente tengo la versión 9.64 y comparándola con versiones actuales de IE8 FF3.5, me parece que Opera es más ágil y rápido para la carga de páginas.

Car Sherman

10/8/2009
Opera es muy bueno
Ante todo, respeto la opinion planteada sobre el OPERA,
Sabes ahora yo cuento con la version Opera 10.00 Beta 2 , No negare q ya no sale ese horroroso BANNER q comentastes en esta version q opera muestra a su publica es mas facil de manejar, administrar mi historial y mis Marcadores en ste software es un lujo, mas sencillo, menos complicado y simple, stoy contento y me siento aliviado de q exista el Opera. Es un buen software y vale la pena usarlo, aqui en la empresa lo usan cerca 15 usuarios y a veces usan el I.Explorer, pero en su mayoria usan Opera.. y realmente FELIZ..... viva el OPERA =)

Alexis Advance

09/1/2012
Ópera es el mejor navegador que he utilizado
Ópera es el mejor navegador que he utilizado. Llevo 4 o 5 años con él, y la verdad es que jamás me ha decepcionado. El gestor de descargas, la sencillez y utilidad de su aspecto, su interminable lista de funcionalidades y, sobretodo, su ligereza y SU CONSTANTE INCLINACIÓN A SEGUIR AL PIE DE LA LETRA LOS ESTÁNDARES DE PROGRAMACIÓN WEB lo hacen, sin duda, la cúspide de la pirámide de navegadores.

Lo único que me apena es que poca gente lo utilice, y esto se debe a que sus desarrolladores no hacen mucho escándalo con cada nueva versión. Es más: actualmente el equipo de desarrollo libera una nueva versión a nivel semanal, pero sin gritarlo a los cuatro vientos como lo hacen otras empresas, que liberan una versión cada un año, la cual deja mucho que desear, pero lo divulgan en todos los medios. En este punto debería hacer lo mismo Opera, para incrementar su cuota de usuarios.

Sin más que decir, me despido cordialmente.


¡Arriba, Opera! ;D