Streaming

> Temas > Streaming
Editar

Streaming es un concepto amplio, que se relaciona directamente con flujos de transmisión, de cualquier tipo. Pero generalmente se usa para referirse específicamente a transmisión de vídeo o audio que se puede reproducir a la vez que se va recibiendo.

El streaming es una de las posibilidades más importantes de Internet en el momento actual. Es simplemente una transmisión de datos, que se envían desde un servidor a un cliente. A medida que el cliente va recibiendo esos datos, los va consumiendo automáticamente.

Generalmente los servicios más comunes del streaming son los de audio y vídeo, ya que son tipos de archivo pesados, que requieren enviar gran cantidad de datos y por tanto necesitan bastante tiempo para su transmisión. Para consumir un vídeo entonces tendríamos dos modalidades:

  • Sin streaming: entonces tendríamos que esperar a que el vídeo esté descargado por completo en nuestro ordenador. Una vez que tengamos el archivo completo, podemos reproducirlo.
  • Con streaming: Comenzamos a transferir el vídeo y a reproducirlo en el mismo instante que tengamos ya descargados los primeros segundos. A medida que se va reproduciendo el vídeo se va descargando el contenido siguiente, al mismo tiempo que se reproduce, consiguiendo que la reproducción se realice al mismo tiempo que la descarga.

Obviamente la experiencia de usuario del streaming es mucho mejor, pero también permite mejores servicios y más seguros, ya que el cliente no recibe nunca el vídeo en su ordenador, evitando la posibilidad de contaminación del archivo, o la copia.

Servicios de streaming muy conocidos son Youtube (casi podríamos decir que es el pionero de los sitios de vídeo que se transmiten por streaming), Vimeo, Netflix, etc. En el terreno del audio tenemos a Spotify o Amazon Music. Son solo unos ejemplos destacados, pero hay cientos de ellos.

Más información:

Cómo el streaming optimiza las transmisiones

La tecnología de streaming se utiliza para optimizar la descarga y ejecución de audio y vídeo en la web, ya que permite escuchar y visualizar los archivos mientras se están descargando.

Si no utilizamos streaming, para mostrar un contenido multimedia en la Red, tenemos que descargar primero el archivo entero en nuestro ordenador y más tarde ejecutarlo, para finalmente ver y oir lo que el archivo contenía. Sin embargo, el streaming permite que esta tarea se realice de una manera más rápida y que podamos ver y escuchar su contenido durante la descarga.

El streaming funciona de la siguiente manera. Primero nuestro ordenador (el cliente) conecta con el servidor y éste le empieza a mandar el fichero. El cliente comienza a recibir el fichero y construye un buffer donde empieza a guardar la información. Cuando se ha llenado el buffer con una pequeña parte del archivo, el cliente lo empieza a mostrar y a la vez continúa con la descarga. El sistema está sincronizado para que el archivo se pueda ver mientras que el archivo se descarga, de modo que cuando el archivo acaba de descargarse el fichero también ha acabado de visualizarse. Si en algún momento la conexión sufre descensos de velocidad se utiliza la información que hay en el buffer, de modo que se puede aguantar un poco ese descenso.

Si la comunicación se corta demasiado tiempo, el buffer se vacía y la ejecución el archivo se cortaría también hasta que se restaurase la señal. Este es el caso que ocurre cuando por ejemplo un vídeo de Youtube se interrumpe por unos segundos. Simplemente se está llenando el buffer de nuevo hasta que hay suficientes datos para reanudar la reproducción.

Editar

Programas de streaming existentes en los inicios de la tecnología

En realidad, este proceso de streaming lo podemos haber visto en muchas ocasiones en nuestros ordenadores, ya que es común en multitud de sitios y aplicaciones para consumo de audio y vídeo. de hecho los servicios de streaming como YouTube, Netflix, Spotify, etcétera, son muy populares en la actualidad y están en un marcado auge.

Como precursores en el nutrido panorama de servicios de streaming en Internet encontramos aplicaciones como el Real Player o el Windows Media Player, programas que se instalan como plug-ins en los navegadores para recibir y mostrar contenidos multimedia por streaming.

Actualmente no se suelen usar estos programas y tales plugins ya han dejado de distribuirse. Lo más normal es que subamos el contenido a un sitio web de vídeos y que este contenido se pueda visualizar a través de ellos. En otro caso, si lo queremos hacer por nuestra cuenta, tendríamos que instalar un servidor de streaming, algo que no es trivial.

Por razones históricas explicamos aquí los programas de streaming que se utilizaron en los inicios de esta tecnología.

Cuando pretendemos incluir audio o video en las páginas lo mejor pues, es utilizar la tecnología de streaming. Para ello simplemente tenemos que guardar los archivos multimedia con el formato de uno de los programas de streaming y seguir unas pequeñas normas a la hora de subirlos a Internet y colocarlos en la página. Las normas que seguir son propias de cada sistema y no las veremos aquí. Lo mejor para enterarse de cómo funcionan es visitar las correspondientes páginas web, señaladas más abajo.

Para convertir los archivos de audio y vídeo al formato de cada programa de streaming se utilizan unos programas especiales que se pueden descargar de las páginas de cada tecnología. Por ejemplo, el programa para convertir al formato que lee el Real Player se llama Real Producer.

A la hora de desarrollar el web con contenidos multimedia será necesario que nos decidamos a utilizar una tecnología de streaming en concreto y no las utilicemos todas para no obligar a nuestros usuarios a descargarse todos los plug-ins del mercado. A continuación vemos las tres posibles tecnologías de streaming del momento.

  • Real Media es posiblemente la más popular. También es la empresa con más experiencia en el sector y desarrolla muchos productos orientados a la distribución de archivos multimedia Su web: www.real.com
  • Windows Media es la apuesta de Microsoft. Ya posee una cuota de usuarios muy importante y seguramente aumentará con rapidez ya que Microsoft incluye el plug-in en la instalación típica de los sistemas operativos que está fabricando.
  • Quick Time es la tercera en discordia. Con menor cuota de mercado.

Editar

Servidores de Streaming

Existen servidores especiales preparados para transmitir streaming. Aunque en muchas ocasiones no es necesario utilizarlos nos pueden ofrecer importantes prestaciones como mandar un archivo de mayor o menor calidad dependiendo de la velocidad de nuestra línea.

En determinados casos, como la puesta en marcha de una radio o la transmisión de un evento en directo, si que será imprescindible contar con un servidor de streaming al que mandaremos la señal y con ella, la enviará a todos los clientes a medida que la va recibiendo.

Una alternativa popular es Open Broadcaster Software: https://obsproject.com/

Como reproductor de vídeo por streaming podemos usar la librería Video.js: https://videojs.com/

Lo más importante en este punto es darnos cuenta que se debe dimensionar bien la concurrencia de clientes consumiendo vídeo de los servidores, puesto que al suponer una transferencia elevada, requeriremos bastante ancho de banda y probablemente un cluster de servidores si queremos atender a muchas personas al mismo tiempo.

Editar

¿Quieres añadir algo sobre Streaming?

Crea artículos, recursos o comparte información sobre Streaming

Crear un bloque

Streaming

Manuales

Manual de transmisión de vídeo por streaming
Un manual donde se van a explicar diversos detalles acerca de la transmisión de vídeo por streaming en la web,...

Preguntas y respuestas

Se han recibido 2 faqs en Streaming

Hacer una pregunta