Crear nuevas versiones de un web o mejorar la versión actual

  • Por
Cuando mejoramos una web podemos crear una nueva versión casi desde cero o ir poco a poco introduciendo mejoras al proyecto actual. Vemos diferencias y ventajas de una u otra estrategia.
Si queremos mejorar nuestra página web o negocio en Internet tenemos dos posibilidades, crear una nueva versión o mejorar la presente:

1) Crear una nueva versión: se trata de crear una página web entera nueva, desde cero o casi desde cero y cuando se termina ese desarrollo se publica. En este caso el desarrollo suele llevar más tiempo y alterar bastante el modelo de negocio o la presentación de contenidos.

2) Crear pequeñas mejoras que se publican a medida que se vayan desarrollando: en este caso se van haciendo pequeñas tareas que van mejorando aspectos particulares del sitio y que van dando más funcionalidades o utilidad a la página, pero sin cambios radicales.

Al menos estas dos posibilidades son las que veo yo y con las que he trabajado en el pasado. En este artículo voy a relatar sobre mi experiencia con estos dos tipos de actualizaciones o cambios en una web, que hemos utilizado en dos de los sitios web de nuestra empresa.

En la universidad nos enseñan que hay que hacer las cosas bien, planificarlas correctamente y asegurar cada paso o decisión que tomamos. Una vez que todo está pensado sobremanera y planificado hasta al hastío, podemos ponernos a desarrollar. Al final no me acuerdo de los porcentajes que comentaban que debía tener cada parte del desarrollo, pero la planificación tenía que llevar mucho más tiempo en horas de trabajo que el desarrollo.

Yo estoy de acuerdo con ese planteamiento, pero en Internet la cosa cambia. La web es un medio extremadamente dinámico y donde el tiempo tiene otra velocidad. De hecho se habla del tiempo de Internet, que es mucho más vertiginoso que el tiempo en la realidad, es decir, ocurren los cambios mucho más rápidamente que en los negocios o medios tradicionales. Por eso aquellas aulas y explicaciones magistrales de la universidad las podría contradecir ahora, o al menos tener muy en cuenta otras posibilidades.

Ahora veamos algunas ventajas e inconvenientes del desarrollo por versiones o pequeñas mejoras

Desarrollo por versiones

Es útil cuando tenemos un producto que no acaba de funcionar del todo bien, o un sitio web realizado sin una infraestructura que permita crecer. La ventaja principal es que podemos planificar todo desde cero y crear un sitio que de verdad tenga todo aquello que habíamos detectado en el pasado que nos haría falta.

Otra ventaja es que podemos realizar el desarrollo sin preocuparnos de estar online, es decir, se puede ir haciendo poco a poco y da igual que lo que estemos haciendo no funcione, porque tenemos online una versión antigua del sitio web que no estamos tocando y mal o bien, está funcionando ya.

Los inconvenientes son que el tiempo de desarrollo se puede hacer muy largo y que durante ese tiempo todas las mejoras que estamos implementando no las pueden ir utilizando los usuarios. También implica que cuando se publique la nueva versión los usuarios van a sentirse un poco descolocados, hasta que se acostumbren a utilizar el nuevo sitio web.

Desarrollo continuo de pequeñas mejoras

Es interesante cuando tenemos un sitio web que está funcionando y nos sentimos bien con él, tanto nosotros como administradores como los usuarios. Está construido sobre unas bases que permite crecer y se comporta de manera estable.

Las ventajas son diversas, por ejemplo:

  • Las mejoras del sitio se incorporan poco a poco y los usuarios pueden ir disfrutándolas a medida que se van publicando.
  • Los visitantes no detectan nunca el sitio web como algo nuevo o difícil de usar, porque las mejoras son pequeñas y las van conociendo e incorporando poco a poco a sus hábitos habituales.
  • El tiempo de desarrollo final puede ser igual de largo que hacer una versión nueva, o incluso más, pero durante el lapso de desarrollo se han ido incorporando mejoras. Así, aunque pasemos un año antes de sentirnos a gusto con el resultado final y podamos detener el desarrollo, durante todo ese tiempo no hemos estado parados en las mejoras.
  • No dejamos nunca el sitio en un estado antiguo y/o poco útil por un tiempo muy dilatado.
  • A medida que vamos incorporando mejoras o haciendo las secciones más útiles por lo menos el sitio se va rodando y por ejemplo las páginas pueden ir cogiendo ranking en buscadores, aunque estén a medio hacer con respecto a donde queremos llegar.
No se si estoy redundando en las mismas ventajas -pero explicadas de otra manera-, pero espero que se capte que en Internet, un medio que crece tan rápido, es conveniente esta forma de desarrollo porque nunca estamos parados por completo.

Desventajas también existen, como por ejemplo:

  • Tenemos que trabajar online, es decir, todo lo que se hace y se publica tiene que estar funcionando perfectamente. Aunque le falten funcionalidades, por lo menos lo que hay publicado siempre tiene que funcionar correctamente. Si publicamos algo que no funciona estando online los resultados pueden ser muy negativos.
  • Siempre se realiza el desarrollo sobre una base anterior y así puede crearse un efecto de "parcheado". Al final, parche sobre parche, nuestro desarrollo puede ser un auténtico quebradero de cabeza y difícil de mejorar o mantener.
  • Los usuarios que entran a páginas que no tienen todas las funcionalidades terminadas pueden sentirse un poco desilusionados.
Está claro que tomar una u otra posibilidad, entre desarrollo de una nueva versión o la progresiva mejora del existente sitio depende también de otros factores o necesidades de nuestro negocio, como nuestra capacidad para encargarnos del desarrollo o encargarlo a una empresa externa. Si nosotros dirigimos el equipo de desarrollo es posible que podamos incorporar las mejoras poco a poco, pero si encargamos el trabajo de las mejoras a una empresa externa, lo más seguro es que no quede otra posibilidad que llevarlas a cabo como una nueva versión.

Pero bueno, en la medida de lo posible, está bien tener en cuenta estas dos posibilidades para decidir cuál es la que más nos interesa.

Ejemplos de nuestra experiencia con uno y otro modelo de mejoras

En dos de los sitios de nuestra empresa hemos tomado estrategias distintas que paso a relatar:

En MercadoProfesional.com un sitio orientado a la contratación freelance, hicimos un desarrollo totalmente desde cero para crear la nueva versión. Teníamos tantas nuevas funcionalidades que crear que tenía sentido el empezar de nuevo. Por otra parte, el desarrollo antiguo se había realizar deprisa y corriendo y tenía varios errores importantes en la planificación, como integridad de la base de datos.

No obstante, resultó tan distinta una versión y otra del sitio que los usuarios se sintieron muy perdidos durante bastante tiempo. Además, el desarrollo que nos habíamos planteado para acometer en 3 meses aproximadamente, se retrasó más de un año, con lo que durante ese tiempo estuvimos trabajando pero parecía que no avanzábamos, tanto para nosotros como para los visitantes del sitio.

Finalmente la nueva versión se presentó por aburrimiento y todavía hay algunos asuntos que, una vez puesto en marcha el sitio, hemos detectado que no se han solucionado del todo bien.

En Guiarte.com, un sitio sobre turismo y viajes estamos creando una serie de mejoras que a día de escribir este artículo aun no se han terminado, pero que vamos publicando poco a poco. Me siento mucho más cómodo con este tipo de desarrollo de pequeñas mejoras, porque podemos ir avanzando, dando pequeños pasos, y viendo los resultados progresivamente. Da la sensación que el trabajo siempre avanza y uno se siente motivado cuando detecta que los usuarios entran a las nuevas secciones, las utilizan y comentan sus impresiones.

Aunque todavía queda mucho que hacer sobre cómo queremos que sea guiarte.com en el futuro, cada semana el sitio va incorporando nuevas mejoras. Simplemente no estamos promocionando mucho las secciones nuevas que no están terminadas, para que los usuarios no entren en masa a ver algo que no está del todo terminado, pero los buscadores ya van indexando las nuevas partes del web y es de suponer que estamos ganando progresivamente ranking en los resultados de las búsquedas desde hace tiempo para las nuevas páginas.

Quizás tardemos medio año, o más, en crear todas las mejoras que tenemos pensadas, pero al menos durante ese tiempo hemos ido rodando la web, consiguiendo usuarios y llenando de contenido las páginas.

Espero que este artículo, aunque no sea muy técnico, haya servido de idea o ilustrado nuestra experiencia haciendo desarrollos de negocios en Internet.