Rapid CSS

  • Por
Editor CSS avanzado, que ofrece todo tipo de ayudas a la hora de definir las hojas de estilo en cascada de nuestros documentos.
CSS es un lenguaje relativamente fácil de editar, ya que resulta amigable a los seres humanos, por no ser difícil de leerlo. Al editar un CSS tendremos que escribir simplemente los nombres de los atributos de estilos y los valores que queremos asignar. Por ello, una vez memorizados los atributos CSS existentes, o por lo menos los que utilicemos más habitualmente, no deberíamos tener muchos problemas para trabajar con las CSS.

Pero claro, siempre estamos los vagos, que preferimos hacer las cosas a golpe de ratón, antes que andar escribiendo código. O los despistados, que por muchas veces que escribamos una regla de estilos varias veces, no conseguimos memorizarla pasada una semana. O los puntillistas, que siempre queremos estar a la última y llevar nuestros diseños a un punto por encima de la media. Para todos ellos, el trabajo con un editor de CSS puede venir como anillo al dedo.

Rapid CSS es un programa que cumple su cometido y que nos ofrece todas esas ayudas deseables a la hora de editar CSS, como autocompletado código, ayudas contextuales, resaltado de sintaxis, completa referencia de los lenguajes utilizados, listado de atributos y la modificación de los mismos a través de menús, diversos validadores, etc. Todo con la posibilidad de ajustar su funcionamiento a nuestras preferencias de diseño y los estándares web que estemos utilizando.

El programa viene con un completo editor de texto, que sirve del mismo modo para editar CSS y para editar archivos en otros lenguajes, como podrían ser HTML o incluso otros más avanzados como Javascript, PHP, ASP o Ruby. Sobra decir que las mayores ventajas al editar código las obtendremos cuando estemos trabajando sobre archivos CSS, para lo que está pensando, pero también nos ayudará sobre todo para trabajar con HTML. Por ejemplo cuando abrimos una etiqueta HTML Rapid CSS crea automáticamente la etiqueta de cierre, o cuando situamos el foco de la aplicación encima de una etiqueta, nos ofrece un listado de atributos posibles de ella, que podremos editar fácilmente.

En cuanto a las opciones para editar CSS destaca el explorador de código, que permite ver un listado de todas las etiquetas, identificadores y clases definidos, a los que podemos acceder rápidamente con un clic para editar su código. Por otra parte encontraremos especialmente útil el inspector de código, donde podemos definir casi cualquier estilo a golpe de ratón y donde veremos todos los atributos CSS disponibles, para que no se nos escape ningún detalle y no tengamos que memorizar todas las características del lenguaje.

También es interesante la posibilidad de escoger la especificación del lenguaje que queremos utilizar. Permite los niveles CSS 1 y CSS 2, ampliamente soportados por los navegadores actuales, y el nivel de CSS 3, que todavía está en fase de especificación en el momento de escribir este artículo.

Pero por si esto nos parecía poco, Rapid CSS ofrece diversas ayudas a tareas menos comunes, como importar hojas de estilo en ficheros externos, abrir y editar directamente archivos remotos a los que se accede por FTP, formatear el código CSS (esta opción parece bastante interesante y novedosa por la ingente cantidad de parámetros que podemos configurar a la hora de formatear el código) o comprimirlo para que ocupe menos.

Por acabar este listado de delicias queremos destacar, para los preocupados por los estándares, que Rapid CSS tiene pasarelas con diferentes servicios web que permiten validar el código CSS o HTML que estamos produciendo. Y finalmente, una de las opciones visuales más interesantes que disponen los editores de CSS, la posibilidad de activar un preview en tiempo real, que nos permite ver el resultado de las hojas de estilo que estamos editando, en el mismo momento que estamos escribiendo el código.

Conclusión sobre Rapid CSS

El trabajo de nuestro día a día puede salir beneficiado con Rapid CSS, por todas las ventajas que nos ofrece, que hemos relatado y la constante referencia que disponemos al utilizar herramientas como su inspector de código. Para ciertos profesionales estamos seguros que resultará muy de agradecer, no obstante, para muchos otros, acostumbrados a trabajar a mano con CSS, no resultará tan ventajoso y sólo útil en proyectos o tareas puntuales.

De entre todas las posibilidades del programa nos ha parecido interesante el hecho de que sea un editor de texto capaz de trabajar con varios lenguajes al mismo tiempo. Como acostumbramos tener en un mismo contexto de trabajo códigos en lenguajes como HTML o PHP, viene realmente bien la posibilidad de editarlos todos dentro del mismo Rapid CSS. Ahora bien, quizás se podría pulir la integración del HTML con el CSS, ya que desde un archivo HTML no se encuentra la manera de ver qué estilos CSS tenemos definidos en un archivo externo. Es decir, la edición de cada tipo de archivo es independiente, aunque desde el HTML se incluya un CSS, no podemos editar el CSS si no es abriéndolo de manera independiente en el editor.

El software se puede descargar desde la página del producto: http://www.blumentals.net/rapidcss/

Lo podremos utilizar de manera libre durante 30 días, tiempo en el que debemos evaluarlo y posteriormente, en caso de interesarnos, realizar el pago de poco menos de 30 dólares. Parece un precio bastante ajustado, si tenemos en cuenta las buenas características de este producto en comparación con otros editores CSS. Podremos encontrar otros programas gratuitos, con características similares, pero que no llegan a ofrecer todo lo que nos ofrece Rapid CSS. Así que recomendamos probarlo y juzgar por uno mismo si merece o no la pena ahorrarse ese desembolso.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir