Google te aconseja como cambiar el dominio sin perder posicionamiento

  • Por
¿Estás pensando en mover tu sitio a un dominio nuevo? Averigua cómo hacerlo sin perjudicar el rendimiento de tu sitio web en los resultados de búsqueda de Google ni en el número de visitas.
27/07/2009 - El objetivo de este artículo de Google es hacer la transición invisible para el usuario y asegurarse de que Google reconoce las señales de calidad de la nueva página de la misma manera que las anteriores. Caso de realizar esta proceso de una forma no optima se crea una mala experiencia al usuario que supone un impacto negativo en el rendimiento del sitio web.

Los consejos que Google ofrece son:
  1. Realiza una prueba moviendo el contenido de un directorio o subdominio. A continuación, utiliza una redirección 301. Esto indica a Google así como a otros motores de búsqueda que tu sitio se ha movido de manera permanente.
  2. Comprueba que las páginas del sitio nuevo aparecen en los resultados de búsqueda de Google. Una vez comprobado realiza el cambio en el sitio entero. No redirijas de repente todo el tráfico de tu sitio antiguo a tu nueva página de inicio. Esto evitará errores 404, pero no será una buena experiencia para el usuario. Una redirección de página a página es más trabajosa pero ofrece a los usuarios una experiencia consistente y transparente.
  3. Si cambias tu sitio por cuestiones de rebranding o rediseño, es posible que quieras hacer este proceso en dos fases: en primer lugar, mover el sitio, y en segundo lugar, lanzar el nuevo diseño. De esta manera se suaviza la cantidad de cambios a los que someten nuestros usuarios y se facilita la localización de posibles problemas. 
  4. Comprueba los enlaces internos y externos hacia páginas de tu sitio. Si puedes ponte en contacto con el webmaster de cada uno de los sitios que te enlazan para pedirles que actualicen los enlaces. Verifica los enlaces internos dentro del sitio antiguo y actualizarlos para que apunten al nuevo dominio. Una vez el contenido se encuentra en el nuevo servidor, puedes usar herramientas como Xenu para asegurarte que no hay enlaces rotos.
  5. Manten tu sitio antiguo durante al menos otros 180 días.
  6. Añade tu nuevo sitio a tu cuenta de las Herramientas para webmasters y verifícalo. A continuación, crea y envía un sitemap con las URL de tu nuevo sitio. Esto indicará a Google que tu nuevo contenido está ahora disponible y que deberíamos rastrearlo. 
  7. Por último, mantén verificados ambos sitios en las Herramientas para webmasters, y revisa regularmente los errores de rastreo para asegurarte de que las redirecciones 301 desde el sitio antiguo funcionan correctamente y de que el nuevo sitio no muestra errores 404 no deseados.