¿El fin de las descargas directas?

  • Por
El cierre de Megaupload supone una importante alteración de las condiciones que se daban en este tipo de servicios.
06/02/2012 - Tras la operación que llevó a cabo el FBI junto a autoridades judiciales norteamericanas y que dio lugar al cierre de Megaupload, se han producido importantes cambios en el mercado de descargas directa que amenazan con suponer el fin de las mismas.

El cierre de la considerada como la plataforma de intercambios de archivos más importantes en todo el mundo con cerca de 150 millones de usuarios ha disparado todas las alarmas en otras plataformas de descarga directa, en este sentido pese a que servicios como Rapidshare han visto incrementado su tráfico en las últimas semanas lo cierto es que la presión que se ha venido ejerciendo sobre Megaupload ahora ha puesto sus miras en el resto de servicios.

En este sentido muchas de las compañías que ofrecen este tipo de productos está poniendo nuevas restricciones a los usuarios tratando de contentar a la industria del contenido. Destacan MediaFire y RapidShare que han borrado parcialmente sus descargas de Google, o plataformas como BTjunkie, uno de los servicios de búsqueda de archivos torrent más importante en el mundo, que acaba de anunciar que ha llegado la hora de decir adiós tras cerca de 7 años online.

De forma paralela, servicios P2P como eDonkey, eMule o Ares, parecen estar recibiendo una buena parte de los usuarios que se han visto afectados por las consecuencias de la operación Megaupload. No obstante, como ya señalamos en su momento el regreso al P2P supone también recuperar los inconvenientes de un servicio lento, inseguro e inestable.

Todo este panorama, así como las próximas acciones que se espera puedan tomar las autoridades norteamericanas están dibujando un nuevo marco en el mundo del intercambio de archivos que parece supondrá el final del mismo al menos de la forma en que eran conocido hasta la fecha.