Dominios Tradicionales vs Dominios de Marca

  • Por
El organismo internacional encargado de regular los nombres de dominios, aprobó a finales del mes pasado un nuevo modelo con las direcciones de Internet.
26/07/2011 - Por todos es sabido que para iniciar un proyecto web, bien sea personal o comercial, se necesita adquirir un dominio. Actualmente existen más de 125 millones de direcciones web registradas a nivel mundial y cada 60 segundos se activan más de 70, con base a estas estadísticas está claro que los emprendimientos web continúan incrementando notablemente.

Ante la saturación de los dominios genéricos tradicionales de nivel superior, los dominios de marca surgen como una alternativa para aquellas empresas que quieran ir un poco más allá.

Las innovaciones en el mundo tecnológico son constantes, ahora las empresas podrán usar su propia marca para la terminación de sus direcciones web. La medida anunciada, por la Corporación ICANN, ofrece a empresas, comunidades y sectores específicos diferentes e interesantes oportunidades para hacer de sus nombres propios una extensión real, lo que da lugar a una infinita imaginación de los creadores de estos nuevos sufijos.

Para el CEO de IguanaHosting.com, “ los dominios .brand o .marca no sólo abren la posibilidad a grandes empresas que deseen sacar provecho a sus marcas interactuando a través de ellas, sino también a países, ciudades, grupos, o mercados verticales como “.industria”, lo que representa una situación interesante para el mundo de los dominios en Internet”.

Pese a todo, el uso de estas terminaciones de dominios no está al alcance de cualquiera, pues el costo para la obtención de estos nuevos sufijos oscila entre los $200.000 o más. Por esta razón, los dominios actuales siempre estarán presentes como la opción tradicional para personas y pequeñas empresas que no cuenten con los recursos necesarios para estar al día con estas innovaciones.

Las nuevas extensiones de dominios tienen sus pro y sus contra, la realización de esta terminación se demorará varios meses, pues para hacer uso del mismo deberá someterse a una evaluación exhaustiva que evite que la liberalización de dominios se convierta en una carrera indiscriminada de ciberocupas. Mientras, un dominio tradicional puede ser registrado en menos de 24h.

Las nuevas extensiones aprobadas por la ICANN también pueden cambiar la forma en que los usuarios busquen la información en la web ya que los internautas podrán acceder de forma casi directa a los sitios web de las distintas empresas, sin necesidad de recurrir a un buscador.