Writely, el procesador de textos online

  • Por
Un programa online para escribir textos, por medio de interfaz web, de manera similar a el conocido Word de Office.
Comentamos un programa que sirve para procesar textos de todo tipo, a través del navegador, pero al más puro estilo de Word. Es un software potente y con muchas posibilidades de publicación, pero que todavía se encuentra en su fase beta.

Writely es como una de esas herramientas para escribir textos con formato enriquecido HTML, conocidas como WYSIWYG. Existen en Javascript un montón de herramientas de este tipo, que permiten introducir en un formulario la posibilidad de que el visitante escriba textos pero con estilos, tipos y tamaños de letra, colores, tablas, listas, etc. Con la particularidad que Writely es bastante más potente, al incorporar algunas funciones avanzadas de publicación y colaboración. Así mismo, estas herramientas simplemente sirven para hacer posible escribir textos con un formato avanzado, pero luego nosotros tenemos que hacer aplicaciones que utilicen esos textos para cualquier cosa. Writely hace uso del texto enriquecido para hacer una aplicación online donde el usuario puede escribir textos y luego hacer con ellos una gama interesante de operaciones que resumiremos luego.

Nota: en nuestro buscador de scripts tenemos algunas de estas herramientas WYSIWYG comentadas.

Las posibilidades de edición de los textos con Writely es bastante buena, tan interesante como podría ser el propio Word. Obviamente, al trabajar con una interfaz web, existen algunas limitaciones que no tienen las aplicaciones de escritorio como Word, pero el equipo de Writely ha tratado de minimizarlas. Es perfecta la inclusión de estilos, imágenes, tablas, colores, tipografías, etc. Además, funciona muy bien el copiar y pegar desde otros programas como Word o el copiar y pegar desde páginas web. Todos los estilos originales de los documentos copiados se han mantenido muy bien y han quedado perfectamente reproducidos los contenidos avanzados, como tipografías, colores, fondos de color, tablas, etc. Lo que no se han copiado son las imágenes traídas desde Word, pero sí las imágenes que había en las páginas web que se han copiado y pegado, aunque sus rutas se han cambiado por las rutas originales en el servidor donde estaban las imágenes. También los enlaces han quedado perfectamente copiados, con las rutas actualizadas, de manera que siguen funcionando.

Las posibilidades de edición, como decíamos, son atractivas. Pero lo que realmente hace interesante a este programa son sus posibilidades de publicación y colaboración, que permite el entorno online.

Para comenzar a utilizar el programa es necesario darse de alta como usuario, para lo que hace falta tan sólo dar una dirección de correo y una clave de acceso. A partir de entonces se tiene acceso a la herramienta y a la lista de documentos que has creado con ella, o bien has importado desde otros archivos como Word. Cada documento puedes elegir lo que deseas hacer con él: Editarlo desde cualquier lugar del mundo, compartirlo, o guardarlo en tu disco duro con el formato que desees entre varias posibilidades.

Una de las ventajas de Writely es que permite guardar cualquier documento de tu cuenta en un archivo como Word, HTML, RTF o incluso PDF. Al guardar el archivo como Word, se genera el fichero correspondiente y se te envía para que lo descargues en el disco duro con el nombre que desees. Por tanto, Writely es un editor, no sólo de Word, sino de páginas web, de archivos PDF, etc. Sin duda el formato HTML es el más fiel al documento que se había realizado y, aunque otros formatos como Word o PDF son muy similares, tienen algunos detalles que hacen que el archivo resultante no sea exactamente como pensábamos en un principio que debería ser. Algunas cosas que cambian en el archivo de Word o PDF con respecto al HTML que habíamos generado son el doble espaciado de las líneas y el tamaño de las imágenes. También en el caso de Word nos ha salido un código raro en un párrafo que habíamos copiado desde Word en el documento Writely. Tampoco los acentos se han guardado correctamente en los documentos de Word o PDF. Suponemos que en esta versión Beta todavía estarán corrigiendo fallos como los que estamos señalando.

En cuanto al trabajo con Writely, se ha hecho ameno y seguro, gracias a una función que hace que cada poco más de un minuto se auto guarde el trabajo realizado hasta el momento. Esto sin duda nos ahorrará que perdamos un trabajo escrito por un fallo del ordenador, porque el trabajo se guarda directamente en los servidores de Writely en lugar de nuestro ordenador. Así, aunque se rompiese nuestro disco duro, el o los documentos seguirían perfectamente en el sistema tal como los habíamos dejado menos de un minuto antes del fallo.

Writely es un editor de textos que, al ser online, permite la colaboración con otros usuarios de Internet. Puedes compartir el documento para que tus colaboradores tengan acceso instantáneo. Incluso puede ser modificado por otros y Writely es capaz de llevar un control de los cambios realizados por cada usuario. Así mismo este programa permite publicar directamente el contenido que escribes, como si fuera una página web normal, si es que el deseas que el documento se pueda acceder por todo el mundo a través de un navegador. También están incorporadas funcionalidades para utilizar Writely como un administrador y actualizador de tu propio bolg.

En definitiva, es un programa que tiene características interesantes. Y lo que hace más novedoso y especial es que es una aplicación online. Se viene hablando hace tiempo de los servidores de aplicaciones. Dicen que en el futuro nuestros PCs no van a tener instalados programas, sino que se accederá a sistemas como Writely (servidores de aplicaciones) que nos darán la posibilidad de trabajar con una herramienta (en este caso un editor de textos) sin tenerla instalada en nuestro ordenador.

Writely es una herramienta comprada por Google hace tiempo y se supone que una apuesta a hacer la competencia directa a Microsoft y su programa Word, incluido en la suite Office. Ya veremos lo que nos trae el futuro. De momento estaremos atentos a este programa, que esperamos que sea revisado y mejorado, pues en el momento de escribir este artículo estaba en fase Beta y hay que decir que aun tenía algunos fallos que habría que subsanar.

Más información en http://www.writely.com/

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir

Comentarios

adrian

16/9/2012
Leanlo
¿Te sientes mal? ¿Pensando en el suicidio o en cortarte? LEELO, ES IMPORTANTE. Solo imagina esto por un segundo: Estas sentada en tu habitación *puerta cerrada con llave* con una lapicera y un papel en blanco frente tuyo. Tu mano tiembla y las lágrimas caen otra vez, es la tercera vez en una hora. "Para mi familia" escribes en la hoja pero decides que es una mala manera de empezar tu carta, de suicidio. Pruebas de nuevo, una y otra vez pero no sabes como comenzar. Nadie te entiende, nadie entiende lo que estás pasando, estás solo, o al menos eso piensas. A nadie le importa si estás vivo o muerto. Es de noche, te deslizas en la cama; "Adiós" le susurras a la oscuridad. Tomas tu última respiración y acabas con todo. ¿A nadie le importa no?. Bueno te equivocas. Es martes, la mañana siguiente. A las 7:00 tu madre llama a tu puerta; no sabe que no puedes oírla, no sabe que ya te has ido. Golpea unas veces más, como no hay respuesta de tu parte abre la puerta y grita. Se desploma en tu habitación mientras tu padre correa ver que sucede; tus hermanos ya se habían ido al colegio. Tu muy débil madre reúne toda la energía que le queda (la que es prácticamente nada) para caminar hacia tu cama. Se apoya en tu cuerpo muerto, llorando, apretando tu mano, gritando. Tu papá está tratando de mantenerse fuerte pero las lágrimas escapan de sus ojos; llamando al 000 o 911 con su mano izquierda mientras que la otra está en la espalda de tu mamá. Tu madre se culpa a sí misma. Todas esas veces que te dijo ?no?, todas esas veces que te gritó o te envió a tu habitación por alguna estupidez. Tu padre se culpará a si mismo por no estar cuando le pediste ayuda, por dejar la casa para ir a trabajar por tanto tiempo. ¿A nadie le importa no? 8:34. Golpean la puerta de tu aula, es la directora. Luce más preocupada que nunca. Llama a la profesora a un costado; todos los estudiantes están preocupados: ¿qué está pasando? La directora les cuenta sobre tu suicidio. La chica popular que siempre te llamó gorda y fea ahora está culpando a si misma. El chico que siempre te copiaba la tarea pero te trataba como mierda está culpándose a si mismo. El chico que se sentaba detrás de ti, el que siempre te tiraba cosas durante la clase, está culpándose a si mismo. La profesora se culpa a si misma por todas esas veces que te gritó por olvidarte de hacer la tarea o no escuchar en clase. Las personas están llorando, gritando, en shock, arrepentidos por lo que hicieron. Todos están devastados, incluso los chicos con los que nunca hablaste antes. ¿Todavía a nadie le importas no?. Tus hermanos llegan a casa. Tu madre tiene que decirles que te fuiste, para siempre. Tu hermana menor no importa cuantas veces te haya gritado, dicho que te odiaba o robado tus cosas siempre te amó y te vio como su heroína, su modelo a seguir. Ahora empezó a culparse a si misma; ¿por qué no hice lo que ella me dijo que haga? ¿por qué tomé sus cosas incluso cuando me dijo que no lo haga? Es toda mi culpa. Tu hermano llega a casa, el chico que nunca llora. Está ahora en su cuarto, enojado con si mismo por tu muerte. Todas esas veces que te hizo bromas. Está golpeando la pared, tirando cosas, no sabe como lidiar con el hecho de que te fuiste para siempre. ¿A nadie le importas no? ¿No? Pasó un mes. La puerta de tu habitación estuvo cerrada todo este tiempo. Todo es diferente ahora. Tu hermano tuvo que ser enviado a clases de control de la ira, tu hermanita llora todos los días esperando que vuelvas. La chica popular ahora es anoréxica. El chico que siempre te tiraba cosas dejó el colegio. El chico que copiaba tu tarea ahora se corta.Tu padre tiene depresión, tu madre no duerme por las noches, ?es todo su culpa?. Estuvo llorando y gritando cada noche deseando que vuelvas. No saben como lidiar el dolor que están sintiendo. Pero, ¿a nadie le importas, o me equivoco?. Tu madre finalmente decide limpiar tu habitación pero no puede. Se encerró ahí durante dos días para tratar recoger tu ropa, tus cosas. Pero no puede, no puede decirte adiós, no todavía, no ahora. Nunca. Es tu funeral. Es grande, todos vienen. Nadie sabe qué decir, todavía están en shock. La chica hermosa con la gran sonrisa se fue. Todos lloran, todos te extrañan. Todos desean que vuelvas pero no lo harás. ¿Todavía piensas que a nadie le importas? Piensa de nuevo. Incluso si la gente no lo demuestra, les importas, ellos te aman. Si te suicidas hoy, detiene tu dolor, pero lastima a todos los que te conocen por el resto de sus vidas. El suicidio es una manera fácil pero es la opción incorrecta. La vida es hermosa. Sí, puede tener altos y bajos; todos tienen sus malos días. A veces la gente pasa por momentos difíciles en sus vidas, como probablemente lo estés haciendo ahora, pero los malos tiempos vienen y se van.