SIMO 2011, crónica de una crisis anunciada

SIMO, la feria madrileña que hace no tanto era una referencia en el sector tecnológico, ha decaído este año de forma estrepitosa hasta carecer ¿casi? de interés.
Cuando mis amigos y yo acudíamos a SIMO hace algunos años, eso en el caso de conseguir las preciadas entradas, alucinábamos. La feria estaba pensada por y para profesionales, sin embargo, de vez en cuando algunos afortunados estudiantes apasionados de las tecnologías lograban pasar. Año tras año no dejaban de sorprender la cantidad de stands, donde se exponían verdaderas novedades con las que soñar, aprender o trabajar en un futuro cercano.

Las grandes empresas de productos y servicios de nueva generación acudían en masa a presentar sus novedades por todo lo alto. Era época de vacas gordas, pero lamentablemente hoy apenas queda algo de tal pujanza económica. Como consecuencia, la feria ya no parece aquella de antaño y lo cierto es que lo único que recuerda a aquel SIMO es el nombre.

No sé por qué, esta semana había creado una expectativa diferente acerca de la feria. Había visto varios "tuits" de personas que iban a SIMO y después de haber faltado a la presencia varios años, pensaba que era el momento de retomar esa antigua costumbre y dejarme caer por el IFEMA.

Lamentablemente tengo que decir que hubiese sido más bonito quedarme en casa. Al menos no habría roto el romanticismo que rodea aquellos recuerdos que uno tenía de tal evento. La cancelación de 2008, tan lamentada en aquel momento de inicio de los terremotos financieros, hoy me suena a bálsamo para los que aun creemos que estas exposiciones merecen la pena.

Crisis, pero también falta de originalidad

No hace falta ser un gran analista para deducir que son los efectos de la mencionada y acuciante crisis que vivimos. Los hechos son que, de pasar a ocupar casi todo IFEMA, ahora no llega a llenar un pabellón, el nº 7, el de los grandes entendidos del toreo, otra feria que vive horas bajas como el SIMO.

En todo este periplo de decepciones nos queda el año 2009, dicen que su última edición destacada, debido a la presentación del entonces nuevo Windows 7. Un gran hito que, visto lo visto, no ha servido para relanzar el evento.

A la directora del evento le sirve de escusa que muchas empresas prefieren estar en charlas y no físicamente en un stand, explicación que a pocos convencerá, ya que si las charlas son algo necesario, didáctico y enriquecedor, los stand son el complemento tangible de los productos, e incluso de algunos servicios.

Creo que desde las empresas se puede hacer un esfuerzo, para presentar sus últimos productos y servicios, cubriendo la falta de dinero con imaginación. Sería algo que a buen seguro aplaudiría el tristemente fallecido Steve Jobs, una mente que con ideas fue labrando un imperio, y casi una religión tecnológicamente hablando. Sin embargo, es difícil encontrar en el SIMO la creatividad necesaria para motivar la inversión en presencia de las empresas o convocar a los profesionales.

Pero bueno entiendo, yo el primero, que no es fácil tener ideas como las del fundador de Apple. Sin embargo, tampoco hace falta ser un genio para acercar al público tus productos, si es que tienes algo que mostrar. Quizás hoy, ante la avalancha de información que nos inunda día tras día, se hace menos necesario luchar por hacer llegar un producto al cliente, mostrar cómo funciona, que aporta, que mejora, etc, etc…

Mención especial para HP y Dell y sus grandes stands con novedades, que siguen apostando por SIMO. Quizás sea la conclusión a la que hemos llegado todos, aunque a mi juicio resulta todavía más interesante el rincón de la zona vivero, para start-ups, donde hemos encontrado entre otros a Air Ticket, una innovadora aplicación para realizar todo el proceso de compra de billetes de avión desde un smartphone.

Conclusión: hay que renovar la fórmula

Alguno pensará que hay luz al final del camino, que no debemos ser agoreros. Lejos de mi intención. Soy de los que piensan que hay que imprimir optimismo de cara al futuro, pero expreso lo que he visto y lo contrario sería mirar a otro lado.

Como parte positiva cabe destacar la sanidad a distancia, que tiene un especial apartado en esta edición, así como algunos interesantes debates como las redes del futuro, los contenidos o la creación de empresas, algo descafeinados por otra parte.

Seguro que volverán tiempos mejores, en los que SIMO sea otra vez marca de tendencia tecnológica, envidia de otras ferias, y evento largamente esperado de un año para el siguiente. Aunque, por lo que hemos podido comprobar, los organizadores van a tener que poner el cerebro a funcionar para encontrar una fórmula que se adapte mejor a los tiempos que corren.
Que así sea…

Autor

Jhon Nadie

Redacción en DesarrolloWeb.com

Compartir

Comentarios

Roberto

15/10/2011
El coste del stand es fundamental
El coste del stand es inasumible para muchas empresas que podrían ofrecer productos de interes pero que no pueden asumir los 4000?-5000? que de media puede costar un cuartucho durante tres días... Una muerte anunciada, merecida y buscada a conciencia...

Manuel Diaz Ros

17/10/2011
El stand es un dinosaurio de otra era
Roberto,
Toda la razxón... el stand es un ejemplo de como no hacer las cosas en la divulgación de un producto, vestigio de una era distinta a la que hoy nos encontramos. Yo creo que a no ser que seas una gran empresa de una firma importante, es imposible recuperar la inversión que piden.

vempar

19/10/2011
Totalmente deacuerdo
Yo fui el primer día y fue una total decepción para hacerlo así, en mi opinión , es mejor no hacer nada.

UNGALLEGO

19/10/2011
Era de esperar...
Visto lo visto estoy totalmente de acuerdo, y tambien que en vez de enriquecerse algunos y cobrar esas burradas, podían aprovechar estos momentos de la tan cacareada crisis y aumentar la inversión en estas empresas, rebajando precios para que muestren sus productos y así crear puestos de trabajo (que buena falta hacen). Pero en vez de esto, facilitar inversiones, hala... a chupar del bote hasta que la vaca se seque... Tenemos que ir en patera a Africa a evolucionar allí, invirtiendo el proceso de estos años y progresando allí en vez de aquí.

Andreas

06/11/2011
El día del año
Sin animo de ser irreverente, cierto es que decíamos "que en el año, hay 3 hitos que brillan mas q el sol : Viernes santo corpus Cristi... y el SIMO exposición ". :).
No creo que vuelva el evento en aquel formato. Si no hay innovación no habrá evolución ni una feria que merezca la pena.

ernestosoto

16/11/2011
Myu buen refrán jajaja
Espero q algún dia podamos volver a entonar eso del simo exposición... De momento no pasa de simo decepción... jjjj