Nos obligan a navegar blindados

Internet es extremamente útil y todo eso... pero en muchas ocasiones resulta muy molesta la navegación con todo tipo de problemas como virus, spams, cookies y un largo etc. Por favor, un poco de ética.
Nadie debería dudar que Internet se ha convertido para muchas empresas y particulares en un medio imprescindible para acceder y difundir información, concepto definido por sociólogos contemporáneos como el valor más cotizado en nuestra cultura tecnológica. Amén de valores añadidos como el correo instantáneo y gratuíto, el comercio on-line, la video conferencia, la gestión bancaria y administrativa a distancia, etc etc..muchas son las virtudes de tan excelso medio, sin embargo, hay aspectos bastante criticables que constituyen el objeto de este comentario.

Los virus, troyanos, spams, scaners de puertos, cookies spyware, algunos controles Active X específicos, subprogramas de Java, redirecciones engañosas, script mouse tricks y toda una parafernalia dedicada, nos obligan a navegar "blindados" , con lo que esto conlleva en la adquisición de software de protección "anti....todo" y la continua visita a páginas especializadas en seguridad para tratar de aprender en la medida de nuestras posibilidades a disfrutar de la red con un cierto margen de seguridad, comodidad y confianza.

Es bien cierto que donde hay miel hay moscas y la existencia de hackers y delincuentes cibernéticos que infectan nuestros ordenadores con sus malas artes o intentan invadir nuestra privacidad con fines nada loables, está hoy por hoy, inexorablemente unida a internet. Para contrarestar los efectos dañinos de estos indeseables ya existe en el mercado un amplio abanico de antivirus y firewalls que cumplen bien su cometido y nos quitan de encima un gran número de preocupaciones.

No obstante, hay una gran parte de responsabilidad que recae en los constructores o webmasters . Miren por qué digo esto:

Admitamos que el perfil del internauta genérico es absolutamente variopinto, desde el jóven en busca de juegos hasta el jubilado que hace sus primeros pinitos, pasando por estudiantes, amas de casa, solteros a la caza de pareja ideal o profesionales de todo tipo y condición, amantes de la informática curioseando lo más nuevo en software, todos recurrimos en espera de encontra algo y ¿que encontramos....?...

Visitamos una página que nuestro buscador de turno nos ha facilitado como respuesta a nuestro criterio de búsqueda y luego de pasar un cuarto de hora de abierta lucha cerrando pop-ups insolicitados que no nos dejan ver lo que realmente queremos ver, de pinchar en vínculos que engañosamente nos remiten a páginas de sponsors porno y de ser bombardeados por decenas de banners que no tienen nada que ver con la información requerida, optamos por cerrar nuestro navegador con bastante "frustración" por decirlo educadamente. Como buenos ciudadanos y después de un tiempo de recuperación sicológica ante tal despliegue de apabullante virtuosismo digital, decidimos dar una nueva oportunidad a la red y a nosotros mismos para ver si por fin podemos encontrar algo aprovechable a nuestra ansiada búsqueda, abrimos de nuevo el navegador que ya creíamos configurado y....¡sorpresa!, alguien ha establecido una página de inicio sin nuestro consentimiento. Una vez abandonada toda esperanza, es hora de cerrar el equipo y hacer una última comprobación de cookies, porque muchas páginas no se dejan ver si no le permitimos que nos dejen "inofensivas cookies", ¡Ah!...doubleclick, valueclick, todos los "inofensivos" spyware están de juerga en nuestro disco duro.

¡Lamentable panorama! y esto no tiene nada que ver con hackers o piratas, esto es pura y exclusivamente responsabilidad de.....¡los webmasters!.

Es obvio que la inmensa mayoría de estos profesionales poséen una cualificación técnica y una ética a toda prueba, desde aquí mi admiración y reconocimiento por su magnífica labor, pero a la minoría que debería sentirse aludida por este artículo vaya este "tirón de orejas" y una premonición.....Si las cosas continúan por esta línea, no nos extrañe que un día no muy lejano alguna asociación de internautas o algón organismo oficial instituya una especie de RAI de páginas invisitables o como alternativa un portal o un circuito restringido de sitios limpios y seguros. Yo sería de los primeros en firmar tal iniciativa.

Autor

Juan Luis Martin

Internauta

Compartir

Comentarios

Alfredo

03/10/2002
Muy buen articulo... soy un webmaster, de los bueno, y la verdad que internet cada vez se esta volviendo mas innavegable.

Emiliio

03/1/2004
Ún artículo muy claro. Estoy completamente de acuerdo en que sí hay responsables. Si un comerciante vende un artículo defectuoso está obligado a devolverlo. Pues el tratamiento debería ser el mismo. Si un webmaster aloja páginas que te redireccionan a otros números de teléfono con un coste carísimo, por poner un ejemplo, se trata de un fraude, de un timo, y el que ofrece un fraude, una estafa y un timo, debe resarcir del daño cometido.

jdghjd

16/9/2004
fsyytr