Estos romanos se han vuelto locos

Analizando la evolución publicitaria del entorno de Internet, cualquier observador puede quedar obnubilado por los niveles de crecimiento. Es algo que a muchos les resulta difícil entender, y que me hace recordar una de las típicas frases del galo Asterix: "estos romanos están locos".

Y es que resulta muy difícil entender cómo un ámbito publicitario sectorial puede crecer de un año para otro por encima del seiscientos por ciento.

Según un amplio análisis del mundo de las inversiones en publicidad, realizado por la revista Anuncios y basado en el informe Infoadex correspondiente a 1999, en ese ejercicio el sector Internet invirtió en publicidad en España un 620 por ciento más que en 1998.

Es el primer año en que Anuncios contempla como sector independiente a Internet, grupo que ya supera en volumen inversor publicitario a actividades tan claves e importantes como la energía o la informática. …Y las cifras no son nada comparadas con las que se van a alcanzar en el 2000. ¡Ya veréis!.

El sector Internet presentó en 1999 unas inversiones publicitarias de unos 16.000 millones. A la cabeza del mismo está Terra Networks, con 1.400 millones de pesetas.

En general, se advierte que el mundo de internet-telecomunicaciones es el más dinámico de todo el mercado de los anunciantes: En telecomunicaciones también crecieron las inversiones en más de un 30 por ciento. Telefónica –que sigue ostentando una primacía absoluta e incuestionable- anima este mercado de forma decisiva. Pero también la liberalización del sector hace que Retevisión, Erikson, Airtel, BT… y muchas otras firmas estén anunciando vigorosamente productos y servicios.

Y mientras crecen estos sectores se estancan los clásicos, como limpieza, higiene y belleza, automóvil o bebidas.

Esos ritmos de crecimiento del ámbito de telecomunicaciones-internet hacen que por primera vez en la historia de la publicidad en España un grupo, Telefónica, alcance los 35.000 millones de pesetas de inversión publicitaria(210 millones de euros). Nunca antes se habían alcanzado los 30.000 millones de pesetas de inversión por un grupo. Queda muy lejos la primacía del Corte Inglés, antaño número uno, y que está sólo por encima de los 15.000 millones de pesetas(95 millones de euros)

Aparecen con muchísima fuerza, desbancando a los anunciantes químicos, de limpiezas, automóviles, etc., los Airtel y Retevisión. De los seis anunciantes que más crecieron, cinco operan en el ámbito telecomunicaciones-internet. Sólo Vollkwagn-Audi se incluyó en este reducido numero de firmas expansivas.

Dos visiones

En el tema publicitario, Internet se puede ver como emisor de publicidad, donde como vemos tiene unos crecimientos altísimos, y como soporte publicitario.

En este último ámbito las cifras son de menor trascendencia. Los inversores clásicos mantienen una actitud conservadora a la hora de planificar campañas de comunicación y prefieren dedicar el grueso de sus esfuerzos a los medios convencionales, y en forma especial a la televisión, que tiene niveles de saturación publicitaria.

Los medios convencionales vieron crecer sus cifras de ingresos publicitarios en unas tasas medias del entorno del 10 por ciento. Aún no tiemblan ante la competencia de Internet… Pero saben que estamos en un mundo de cambios.

No tardarán en temblar.

Compartir