ICANN y el monopolio de Estados Unidos

  • Por
La ICANN es la empresa regula los nombres de dominio a nivel internacional y depende de EEUU. La comunidad internacional opina que debería ser gestionada por organismos internacionales.
En los últimos meses ha surgido una polémica en torno al control que ejerce Estados Unidos sobre Internet, a través de la empresa ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), que es la gestora de los nombres de dominio a nivel internacional. Dicha empresa privada estadounidense es la encargada de asignar y regular los dominios internacionales y muchos opinan que debería depender de un organismo internacional en lugar de un país.

La polémica en los medios informativos comenzó con 2005, cuando Tim Berners Lee, creador de World Wide Web, afirmó que la ICANN no debería estar controlada únicamente por Estados Unidos. No sin quitar mérito a EEUU por haber gestionado hasta ahora con éxito la telaraña mundial, concretó que la ICANN debería estar más vinculada a organizaciones de Naciones Unidas.

Hace días, la administración de Bush ha declarado que no va a delegar el control de la ICANN a ninguna otra organización internacional. Con ello quiere zanjar la polémica generada recientemente.

La polémica, no obstante está servida. Todo ello se debatirá en noviembre en Túnez, donde se celebrará la Conferencia Mundial de la Sociedad de la Información. En ella, países y organizaciones de todo el mundo centran sus críticas en la ICANN, que dicen debería regularse internacionalmente. No es el único punto que preocupa sobre Internet. También la brecha digital, que provoca que sólo los países desarrollados puedan beneficiarse de la sociedad de la información y la incorporación de Internet a las leyes de derecho internacional.

No cabe duda que es un tema delicado. Hasta hoy Estados Unidos mantiene el poder de los nombres de dominio y parece no desea desprenderse fácilmente de él. Sin embargo, mantener esta postura parece que levanta bastantes confusiones y recelos entre otros países.

A ojos de un simple usuario de Internet puede parecer lógico que Internet se rija por los criterios de un organismo internacional como Naciones Unidas, pero según parece, el control de la ICANN significa, aparte de poder, un negocio millonario del que resultaría difícil desprenderse a cualquiera.

Todo esto tal vez acabe convirtiéndose en una larga disputa, que sólo acaba de empezar. Lo que parece es que la administración de Bush, que tan radical se está mostrando con tantos otros temas, no será la que entre en razón.

Internet surgió en EEUU y todos debemos de estar agradecidos a este país por ello. Por eso puedo comprender la postura estadounidense, de querer obtener un trato especial en la Red. Lo mejor es que el tema se trate con paciencia, aunque finalmente la razón debe de estar del lado de la comunidad internacional y no de una minoría.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir

Comentarios

Oscar F. durón

01/8/2005
Si no les parece el control de la ICANN, hagan su propia red, sus propios protocolos, a nivel internacional con Naciones Unidas. Todos se quejan del monopolio tambien de Microsoft, pero lo siguen usando, porque no usan otros Sistemas Operativos? Si no hacen eso, menos posibilidades habrá de otra red, pues si algún día habrá otra ICANN srá MSN-ICANN.

Jorge Olaya

31/8/2005
Estoy de acuerdo con Oscar, aunque yo no soy de EEUU, estoy de acuerdo con que ellos sigan administrando los nombre de dominio; porque entre otras cosas, han realizado una buena gestión, además que si ellos fueron los que diseñaron esta tecnología y quieren seguir administrándola es lo mínimo que se les puede dar. Tal vez otra organización no realice la gestión mejor que ellos. Y como dice Oscar en vez de querer administrar una tecnología ajena porque no crean una y la administran si quieren.

Pedro

02/2/2006
Pero justamente, lo que están proponiendo los otros comentarios (crear una organización paralela a la iccann que gestione su propia red), es lo que no debería hacerse nunca.

Ya que disfrutamos de una Red global y de acceso universal ¿por qué empezar a fragmentarla por disputas sobre su control?

Creo que debería hacerse cualquier cosa, pero que la organización que sustente la Red sea la misma para todos los países, no que cada uno haga la guerra a su modo.