Un replanteamiento integral

Mozilla Foundation se hace cargo del testigo dejado por AOL y Netscape en la guerra de navegadores. Conoce las últimas novedades.
Todo ha cambiado, cambiado totalmente. El poeta irlandés WB Yeats lo dijo de otra forma - bastante mejor- , pero la idea es la misma. De repente he descubierto que las expectativas más dramáticas pueden tornarse reales. Y eso obliga a un replanteamiento integral del “modo Netscape”, acerca del que hablé en un artículo disponible en este mismo sitio web. El fin de Netscape Navigator es inminente - aborrezco afirmarlo, detesto la idea, desprecio sin límites al responsable- , pero mirar en otra dirección no va a cambiar las cosas en modo alguno. Ahora viene bien una cita más: “Ningún lamento compensa la desgracia”. Cosas de Browning. Netscape va a morir y es responsabilidad de los viejos amigos del veterano y notable navegador encarar el futuro de las aplicaciones de navegación web con la suficiente perspectiva y sentido común. La idea es, así pues, aislar los argumentos antes aplicados a la suite Netscape y ejercitarlos con su sucesor y motor Mozilla. El nombre no es tan elegante pero la eficacia es la misma, y ahora más que nunca. ¿Por qué? Veámoslo.

En el artículo Netscape 7.1 después del acuerdo AOL - Microsoft - acuerdo injustificable y desastroso que ponía fin al litigio que enfrentaba a ambas compañías- hacía una pregunta que en seguida ha obtenido respuesta. Planteaba la cuestión de esta manera: “Aún peor: en caso de cese de negocio de la vieja empresa de Jim Clark [fundador de Netscape], AOL también podría retirar su apoyo al proyecto Mozilla.” Pues ya hay respuesta: por fortuna AOL financiará con una enorme cantidad de dinero y apoyo legal y funcional a Mozilla para que ésta conserve su actividad. Pero el asunto no se limita a esto. Mejor al contrario, la readaptación que supone el fin de Netscape ha contribuido a manifiestos y radicales cambios en el grupo soporte de Mozilla. ¿En qué sentido?

En el sentido de Mozilla Foundation. ¿No es un nombre fantástico para el nuevo proyecto Mozilla? Como sabemos, con anterioridad el trabajo de esta brillante tropa de programadores tenía como fin el desarrollo de aplicaciones que, a continuación, diversas compañías desarrollarían y adaptarían al mercado, como era el caso evidente de Netscape. Ahora, sin embargo, la nueva fundación será más especializada y destinará el software implementado directamente para uso del usuario final. Sin intermediarios. Esta es sin duda una gran, gran idea de la que todos podremos sacar provecho. Y lo haremos.

¿Algo más? Desde luego. La fundación Mozilla se ha registrado como organización no lucrativa ante las autoridades de California, y conserva su sede en la mítica Mountain View. Y es que, si antes era un grupo semi- informal de programadores y colaboradores no especializados afanados en desarrollar un gran conjunto de aplicaciones web, ahora la nueva fundación cubre un espectro más amplio de responsabilidad, toda vez que se convierte en un ente registrado y legalizado.

En otro sentido, muchos culpan a AOL de la muerte de Netscape. No sólo porque haya tomado la decisión concluyente de dejar de invertir en el navegador, sino también porque en su momento no tomó las iniciativas adecuadas para su desarrollo y difusión. Muchos de los empleados de Netscape apostaron por su muerte cuando fue absorbida por el coloso de la comunicación. En la página web www.ex-mozilla.org se puede leer una lista de ex- empleados, en su mayor partes despedidos o reasignados a nuevos departamentos de America Online, además de comentarios sobre el actual estado de cosas o algún parpadeante insulto a AOL. Una lista triste, diría yo.

Parece evidente que AOL ha dado por terminada la guerra tecnológica contra Microsoft, su enemigo primigenio, y de hecho a partir de ahora se abre una escandalosa vía de colaboración entre ambas compañías, incluyendo uso de Internet Explorer exento de pago en concepto de derechos de autor por parte de la primera; además utilizará los formatos de flujo wmv y wma de Microsoft para la difusión de sus contenidos. Se asume, en tercer lugar, la posibilidad de integrar los mensajeros instantáneos de Microsoft y AOL para la comunicación entre usuarios de ambas aplicaciones.

En todo caso, la desafortunada decisión de AOL de abandonar Netscape no implica la muerte de Mozilla, como ya se dijo. Además de la donación de dos millones de dólares durante los dos primeros años de la Fundación Mozilla, ofrecerá su colaboración en la etapa de transición. Transfiere así algunos nombres comerciales objeto de propiedad intelectual y direcciones de Internet y hardware de servidores, además de miembros de su plantilla para conservar el equilibrio en los primeros pasos de la recién nacida Fundación.

Por otra parte, empresas de la talla de Sun Microsystems, Red Hat e IBM parecen haber confirmado su apoyo a Mozilla y colaborarán de una u otra forma. Match Kapor, miembro del staff ejecutivo de Mozilla y creador de Lotus 1- 2- 3, así como responsable de la Fundación para las Aplicaciones de Código Abierto, ha hecho también una contribución personal de unos trescientos mil dólares, casi cincuenta millones de pesetas.

El futuro de Netscape.

El viejo prócer de la navegación digital, el antiguo rey del océano Internet ha desaparecido o cambiado de forma, supongo. No es el momento de entrar a considerar los motivos, ni siquiera para acusar a terceras compañías de ser las primeras responsables a causa de supuestas y obscenas prácticas monopolísticas. Sin embargo, quiero descartar pruebas marginales: el hecho de que QuickTime, por ejemplo, haya vencido a Windows Media Player no quiere decir que cualquier aplicación disponible para su descarga on- line, dotada de la suficiente calidad, pueda competir en igualdad de condiciones con el software que Microsoft incluye de serie en sus sistemas operativos. Los contenidos son distintos, los pesos de descarga son distintos, la difusión comercial es distinta, la integración en el sistema operativo es distinta, y en general todo es distinto. Los factores a tener en cuenta son tan variables que conviene hacer juicios diferenciados para cada programa. Las comparaciones en el entorno digital suelen conducir a confusión y errores de concepto.

En fin, Netscape, una empresa valorada en una fortuna, quizás la primera que triunfó en la nueva sociedad de las punto com, se conserva como central de contenidos para AOL, que la usará como coordinadora en la Red de todos sus medios, incluyendo canales de televisión, revistas, etc. Buen descanso para el viejo monarca, y la mejor suerte para la recién nacida fundación. Es hija de Netscape y dará mucho que hablar, eso desde luego.

http://www.mozilla.org
http://www.mozillazine.org

Autor

Gck

Compartir

Comentarios

cc

25/8/2003
Menos mal que nos queda Mozilla. Animo a todos a usar este browser en detrimento de IE. Probadlo y vereis buenos resultados como por ejemplo, la posibilidad de navegar sin los molestos popups...Confiemos de una vez por todas en el TRex de la red que en un futuro no muy lejano se lo commera todo.

Jose Comas

08/9/2003
Realmente si algún día dedican un tiempo a instalar y usar Mozilla, van a experimentar la satisfaccion de usar un browser con toda la potencia, sin popup, tab navigator (espectacular), además con el correo ni les cuento, filtro anti spam y poder llevar toda la configuración de uno a otra máquina solamente copiando la carpeta de correos.