Tratado internacional antipiratería ACTA

  • Por
Europa suscribe en Japón un acuerdo comercial para combatir la piratería y las falsificaciones a nivel mundial que es calificado con la nueva amenaza de Internet.
30/01/2012 - El tratado internacional antipiratería ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) recibe un nuevo impulso al sumar una buena parte de los países europeos.

El acuerdo impulsado inicialmente por Estados Unidos ha sido fuente de inspiración para normales nacionales como Ley SOPA, Ley Sinde, Ley Doring en México o Ley Lleras en Colombia.

El pasado jueves hasta 22 de los 27 países de la Unión Europea suscribían este acuerdo comercial antipiratería sumándose a Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Corea del Sur que ya lo habían suscrito el pasado 1 de octubre de 2011.
 
Además y pese a que no existe una confirmación oficial todo apunta que países como Holanda, Chipre, Eslovaquia, Estonia y Alemania, firmarán el acuerdo en un futuro próximo.
 
ACTA, es un acuerdo internacional para la persecución de la piratería y protección de los derechos de propiedad intelectual cuyo borrador lleva varios años en negociación. El acuerdo prevé de una forma ambigua una limitación a la libertad de expresión y un incremento del control sobre Internet en aras de una mayor protección de los derechos de autor y de la industria que genera.

El eurodiputado francés Kader Arif ponente de ACTA del Parlamento Europeo, tras dimitir de su cargo, ha denunciado la falta de transparencia de un procedimiento en el que ha habido presiones de ciertos sectores por lograr la aprobación antes de que la opinión publica tenga conocimiento y pretenda que su opinión sea tenida en cuenta.
 
Tras la reciente firma de países como España, el único paso que resta antes de la entrada en vigor del ACTA es la aprobación del texto por parte del Parlamento Europeo. Un momento clave en todo este proceso tendrá lugar durante la sesión plenaria de Estrasburgo del 11 al 14 de junio, donde la norma podría recibir el visto bueno definitivo.

Como respuesta a esta noticia el grupo ciberactivista Anonymous ha llevado a cabo un nuevo ataque de denegación del servicio que ha provocado la caída temporal de la web del Parlamento Europeo.

Actualmente hay una campaña contra este tratado internacional antipiratería que anima a todos los destractores de ACTA a firmar un manifiesto dirigido a los miembros del Parlamento Europeo, en un movimiento similar al llevado a cabo contra la Ley SOPA.

Interesados en seguir la última hora del Anti-Counterfeiting Trade Agreement pueden hacerlo desde Twitter #ACTA.