Una semana para poner límites a Internet

  • Por
Un encuentro en Dubai podría sentar los nuevos principios generales de la libre circulación de la información en Internet y determinar la autoridad reguladora de la Red de Redes.
04/12/2012 - En la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales delegados de más de 160 países se reúnen oficialmente para definir el nuevo tratado mundial con el que sentar las bases para el auge de la banda ancha en lo que va a suponer la primera gran revisión de la normativa de telecomunicaciones desde 1988.

No obstante lo anterior algunos países están dispuestos a convertir este encuentro internacional en una nueva oportunidad con la que regular la autonomía con la que la red de redes fue configuarda en su momento, prohibir el anonimato de la web,  crear nuevos peajes para poder hacer llegar una información a todo el mundo, además de crear un contrapeso a la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) que actualmente gestiona la entrega de dominios y sobre la que Estados Unidos tiene un fuerte control.

El encuentro ha encontrado la oposición de entidades como el Parlamento Europeo o plataformas como Google que con campañas como Take Action denuncian que ni los internautas ni los responsables de la creación de Internet o de la world wide web tendrán voz en una reunión que puede afectar negativamente al crecimiento y posibilidades de una red que conecta a una tercera parte del planeta y que es uno de los motores económicos y sociales del siglo XXI.

El encuentro que comenzó ayer se alargará durante toda la semana por lo que habrá que esperar para saber su resultados. No obstante resulta muy intersantela interpretación que de este encuentro y de sus posibles consecuencias ha hecho, Vinton Cerf, uno de los padres de Internet en un reciente artículo para la CNN.