De proveedor de banda ancha a policía de Internet

  • Por
Las compañías operadoras norteamericanas vigilarán la descarga de archivos a partir de julio.
21/03/2012 - Según ha sido recientemente anunciado varias de las principales operadoras de Estados Unidos empezarán a vigilar las descargas que lleven a cabo sus clientes.

El programa llamado "respuesta gradual" es un nuevo intento de la industria del copyright norteamericana por provocar un control de las actividades en Internet que logre frenar la piratería a pesar de la merma sobre el principio de neutralidad de la red.

De forma similar a las medidas contra la descarga de contenidos protegidos llevadas a cabo por la Ley Hadopi (ley antipiratería francesa de los tres avisos), los ISP norteamericanos empezarán a enviar al usuario infractor avisos preventivos donde se señale que lo que hace es ilegal. Si éste continuara con este tipo de descargas, la operadora volvería a enviarle un segundo aviso donde señalar los riesgos que
corre, para una vez comprobado que no rectifica su aptitud cortarle el servicio.

Este anuncio llega de 8 meses después de que AT&T, Comcast, Cablevision System, TimeWarner y Verizon Communications hubieran cerrado un acuerdo, tras las presiones de la RIAA, la asociación Americana de la industria discográfica, para implementar un protocolo de actuación contra usuarios que descarguen sin autorización, contenidos protegidos por el derecho de autor.

La medida tomada de forma expresa para cortar la descarga no permitida de música y películas empezará a aplicarse a partir del 12 de julio.

Todavia no se conoce una reacción de las principales asociaciones de internautas norteamericanas, que tradicionalmente han mostrado su rechazo a este tipo de actuaciones por considerar que atacan frontalmente lo que hoy conocemos por Internet.