Nuevo Plan Antipiratería

  • Por
Algunos de los proveedores de Internet más importantes decididos a aumentar las medidas para evitar la transmisión indiscriminada de contenidos protegidos.
23/06/2011 - Tras años de negociaciones, un grupo de ISPs que actualmente proveen Internet a una buena parte de los usuarios de EE. UU y entre los que se encuentran AT&T, Comcast o Verizon, se encuentran cerca de cerrar un acuerdo que establezca medidas más duras contra aquellos clientes que usen la red como medio de transmisión de películas, música y otros contenidos protegidos, sin los debidos permisos.

Pese a que el acuerdo final todavía no se ha alcanzado, todo apunta que la industria del copyright al frente de la cual encontramos a MPAA y RIAA, estaría cerca de lograr su objetivo.

La todavía propuesta de MPAA y RIAA para los ISPs que podría ser adoptada durante el próximo mes de julio, implicaría:
  1. La industria del copyright rastrearía a los usuarios que de forma repetida infringen la normativa copyright, para informar a los proveedores de Internet.
  2. Una vez informado un ISP, este lanzaría un número limitado de advertencias a sus clientes llamadas Alertas Copyright.
  3. En el caso de no cesar en sus actividades de descarga de contenidos protegidos, el proveedor de acceso a Internet optaría entre reducir el ancho de banda del usuario, reducir el número de sitios web que el usuario podría visitar o incluso aleccionar sobre el correcto uso del copyright y los derechos de los creadores de contenido.
La todavía propuesta lleva camino de convertirse en una de las estrategias antipiratería que con mayor firmeza se implanten y que además contaría con la participación de la industria de la televisión por cable o incluso del gobierno norteamericano.

Este modelo copia en parte la polémica Ley Hadopi (ley antipiratería de los tres avisos) con la que por primera vez se autorizó a cerrar el acceso a Internet a aquellos usuarios que infrinjan la normativa protectora de los contenidos protegidos.

Sectores críticos con este nuevo plan argumentan la desprotección que sufrirán los internautas que vean afectado su servicio de conexión a Internet por la simple acusación del propietario de un contenido protegido.