Cierre de webs por la crisis

  • Por
Diversos sitios web, que no llegaron a afianzar su posición o que tenían un modelo de negocio que no ha resultado, están cerrando a causa de la crisis.
20/01/2009 - El cierre de negocios web vuelve al panorama mundial, igual que ocurrió con la crisis de las punto com a principio del presente siglo, al explotar una burbuja que había surgido en torno de infinidad de webs. Ahora el efecto es similar, pero debido a una causa distinta, la crisis financiera mundial de 2008 (que ya veremos hasta donde dura).

En el año 2000 la crisis fue propiciada por la vuelta a la corduda, a lo razonable. En los anteriores años la cotización de de negocios web había subido como la espuma, sin contar con su verdadero valor teniendo en cuenta el modelo de negocio sobre el que se habían asentado y los resultados económicos. Nueve años después de la crisis de las punto com, debido a la crisis financiera mundial, vemos una tendencia similar en torno de multitud de negocios web que, a falta de dinero para seguir invirtiendo e incapaces de producir su propio sustento, están cayendo cada semana.

De momento, parece ser que Internet es uno de los medios donde se prevé un menor castigo, lo que al menos sirve para tranquilizarnos un poco a los que hemos apostado por la Red de Redes para hacer negocios. De cualquier modo, ningún sector esta a salvo de esta crisis globalizada, que parece afectar a todos los países y mercados y las previsiones son pesimistas. Con todo, ya desde hace meses se estén viendo ciertos movimientos.

El primero de los grandes en caer fue Lycos, un portal que fue importante, pero que se vino a menos a partir de su compra por parte de Telefónica. Pero no es el único ejemplo, ya que en seguida le han seguido otros proyectos como Mobuzz, una televisión (o video-blog) que no resistió, no por tener poca audiencia y unos contenidos excelentes, sino debido a un modelo de negocio que no está consolidado y que todavía tardará en ser una realidad.

Otro de los gigantes de Internet, Google, que sirve por si solo como indicador del estado de la economía en Internet, ha dado recientemente las primeras señales de recesión. De momento ha decidido aparcar alguno de sus muchos proyectos en desarrollo, al menos algunos que por la razón que sea tenían menos expectativas de éxito. Uno de los ejemplos es el portal de Google Vídeo, que ya no tiene mucha razón de existir, después que Youtube es propiedad del propio Google. También parece que correrán la misma suerte Google Notebook o Dodgeball. Los despidos también han llegado a la compañía, aunque no son nada alarmantes, porque parecen ser sólo relativos a personal en la sección de recursos humanos. Lo que deja al menos claro es que no pretenden seguir con la misma tendencia de contratación de empleados.

La publicidad es una de las grandes afectadas por la crisis mundial, ya que se prevé una disminución sensible de la inversión para al menos el año 2009. Por ello todos los proyectos con un alto coste operacional que basaban su negocio en los ingresos venidos por anunciantes pueden acusar mucho esta tendencia. Si bien es cierto que la publicidad en Internet es más susceptible de  analizar en términos de rentabilidad y obtener un mayor retorno de la inversión, por lo que el recorte esperado es menor que el de otros medios tradicionales.

Pero ese descenso esperado de la publicidad online es lo que ha llevado hace poco, ya en el panorama de la web  en español, a anunciar el cierre del web de noticias llamado ADN.es. Un proyecto desarrollado a lo grande, por parte del Grupo Planeta, que parece no tener cabida en el panorama dominado por los grandes periódicos españoles. Ahora bien, se nota que la crisis financiera está castigando más todavía a los medios escritos y un ejemplo de ello nos lo da el portal SegundaMano.es, un medio que comenzó siendo publicado exclusivamente en papel y vendido en los quioscos. A día de hoy, "Segunda Mano" sólo existe como portal web de anuncios clasificados.

Las crisis traen siempre consigo una "limpieza" de negocios que no se sustentan económicamente y con ello un poco de coherencia adicional al hacer negocios web, puesto que tanto en Internet como el el mundo offline deben prevalecer aquellos modelos que tengan posibilidades de rentabilidad. Hoy es un mal momento para empezar un negocio que requiera de capital riesgo, básicamente porque la crisis financiera ha cortado el flujo de dinero hacia proyectos sin retorno directo de la inversión.

Todavía veremos ampliar mucho la lista de webs que cuelguen el cartel de cierre. Quizás durante 2009 tendremos más que una sorpresa en este sentido y esperemos que durante 2010 las cosas vuelvan a la normalidad, quién sabe... El tiempo y el capital serán los que pongan a cada web en su sitio. Toca resistir y sin duda, los que consigan aguantar se verán reforzados.