Los peligros de crear un Ecommerce

Factores a tener en cuenta a la hora de dar nuestros primeros pasos en el mundo del comercio electrónico.
18/06/2015 -

Los meses de verano son un buen momento para empezar a crear una tienda online. De este modo, con la llegada del otoño tendremos nuestro comercio listo y podremos aprovechar el momento clave en el que se reactivan los negocios.

Pero montar un Ecommerce conlleva ciertos factores que debemos de procurar tener en cuenta para que nuestro proyecto prospere:

Evitar los mercados saturados

Antes de lanzarnos al mundo del Ecommerce es conveniente que hayamos realizado un concienzudo estudio de mercado para conocer nuestras posibilidades en el nicho en el que nos queremos establecer. Saber todo lo posible sobre nuestra competencia y conocer la demanda de los productos que vamos a ofrecer nos ayudarán a hacernos una idea y decidir si merece o no la pena adentrarse en ese mercado en concreto.

La competencia en la Red es muy grande, por ese motivo, los vendedores online deben de intentar especializarse y buscar nichos de mercado que les puedan ofrecer mejores posibilidades de abrirse paso en el reñido mercado del Ecommerce.

No precipitarse al elegir el sistema de tienda

Elegir el sistema de tienda online más adecuado para nuestro negocio es una tarea en la que deberíamos de invertir cierto tiempo. Podemos optar por alquilar la tienda, registrarnos en una plataforma online, o bien por gestionar un sistema de tienda propio.

Si no tenemos conocimientos de programación y nuestro presupuesto es bajo la solución del alquiler puede ser una buena opción. En este modelo de tienda online los vendedores alquilan una aplicación de tienda que ofrece normalmente un proveedor de hosting. Se trata de un sistema seguro que el administrador de la tienda puede gestionar fácilmente. Estas soluciones de alquiler suelen tener un coste fijo mensual y en ellas el proveedor se encarga de toda la parte técnica.

Las plataformas online son la opción más adecuadas para vendedores con una gama de productos no muy grande y como complemento para las tiendas de alquiler. Mercados como eBay o Amazon permiten a los vendedores aprovechar la popularidad y el gran número de clientes con el que cuenta este tipo de plataformas.

La tienda online autogestionada será la opción más adecuada para aquellos vendedores que cuentan con conocimientos de programación o con un presupuesto económico mayor.

Aspectos legales

Independientemente de si optamos por alquilar o por gestionar por nosotros mismos nuestro Ecommerce, debemos de saber que existen aspectos legales que nos ayudarán a tener bajo control la legalidad de nuestra tienda.

Aviso legal: A través de el aviso legal indicamos quién es el responsable de la página web, es decir, el nombre y la forma jurídica de la tienda, el CIF/NIF, la dirección, el número de teléfono y el correo electrónico.

Información de producto detallada: Durante el proceso de compra el cliente debe de poder visualizar el producto en detalle, con imágenes, precios e información adicional y sobre las formas de pago y envío. También es obligatorio añadir un resumen del pedido claro previo al pago.

Formulario de revocación: Los vendedores de un comercio electrónico tienen la obligación de ofrecer a sus clientes un formulario de revocación para descargar en el posible caso de que el cliente quiera anular su pedido. Esta anulación se podrá realizar a través de e-mail, fax, correo postal o teléfono.

Asesoramiento: No debemos de tomarnos los aspectos legales a la ligera. Conviene pedir consejo a un asesor jurídico especializado en proyectos y legislación de la Red. Esto nos proporcionará tranquilidad absoluta y nos ayudará a evitar posibles sanciones por falta de información.

Fuente del artículo strato.es