Diseño web con crowdsourcing

  • Por
¿Qué es el crowdsourcing? Detallamos algunos ejemplos de su utilización en el diseño de webs.
 
Uno de los aspectos principales a resolver en el desarrollo de sitios web es el del diseño gráfico, lo que supone que, en la mayoría de los casos, sea necesario que un programador y un diseñador trabajen en conjunto. Esto muchas veces puede ser una limitación para los desarrolladores freelance, que tienen que crear webs para clientes y deben encontrar un diseñador disponible. El crowdsourcing es una buena herramienta para resolver este problema.

¿Qué es el crowdsourcing?

Para quienes no lo conocen, el crowdsourcing es una modalidad de trabajo online que permite que cualquier persona con una necesidad o problema a resolver pueda realizar una convocatoria abierta a una comunidad grande y anónima de personas, de forma tal que esa comunidad brinde una solución, de manera rápida y económica. Es en el mundo del diseño donde el crowdsourcing ha probado ser de mayor utilidad, y en la actualidad es común que se utilice para el diseño de logos, banners, webs, papelería y más.

Pero el crowdsourcing no nació del diseño, sino del mundo de la programación. Más concretamente, del software de código abierto u open source. Jeff Howe, editor de la revista Wired y especialista en crowdsourcing, señala que el crowdsourcing es “la aplicación de los principios del open source a campos por fuera del software”. También lo define, de forma más descriptiva, como “el acto de tomar un trabajo tradicional hecho por un agente designado (generalmente un empleado), y derivarlo a un indefinido y generalmente grande, grupo de personas, en la forma de un llamado abierto.”

Las áreas de aplicación son infinitas. Además del diseño, otro campo en el que el crowdsourcing es cada vez más utilizado es en el del periodismo, a través de lo que se conoce como “periodismo ciudadano”: cualquier individuo puede aportar noticias, fotografías, videos, información e incluso redactar artículos periodísticos o de opinión que, luego de ser aprobados por un editor, pueden ser publicados. Diarios de la talla de USA Today, The New York Times y The Guardian han implementado exitosamente el crowdsourcing.

Otro de los casos paradigmáticos y sorprendentes es el de ReCaptcha, la famosa comprobación anti-SPAM en la cual debemos leer y copiar una serie de letras y/o números para verificar que somos personas y no un software automatizado para completar formularios. Lo que muchos desconocen sobre ReCaptcha es que, cada vez que ingresamos lo que vemos en pantalla, estamos realizando una contribución anónima: estamos escribiendo dos palabras de un libro digitalizado. Cerca de 200 millones de Captchas son digitalizados en el mundo cada mes. Son 150 mil horas de trabajo cada día.

Casos de crowdsourcing

La mayor y más reciente novedad del crowdsourcing es que no sólo lo están utilizando emprendedores, sino también grandes empresas y agencias publicitarias para externalizar trabajo. En algunos casos, la implementación es exitosa y son excelentes ejemplos a seguir. En otros, algunas falencias en la idea original terminan condicionando el resultado en forma negativa.

Un ejemplo muy renombrado de crowdsourcing exitoso es el sitio web ideastorm.com, creado por Dell en 2007 como una forma de recibir continuamente críticas, sugerencias y nuevas ideas para sus productos. Allí, cualquier persona puede publicar sus iniciativas y votar las de los demás. Un caso muy similar es el de Starbucks: mystarbucksidea.force.com, que funciona bajo el mismo principio.

Ejemplos menos felices de la utilización del crowdsourcing son, por ejemplo, el reciente concurso lanzado por Toronto 2015 Pan American Games (toronto2015mascot.ca). Se trata de un concurso dirigido a niños, en los que se les propuso crear la nueva mascota oficial de los juegos. De 4.000 ilustraciones se han elegido 6 personajes finalistas, entre los cuales el público votará al mejor. La modalidad del concurso ha despertado muchas críticas, debido a que los 6 coloridos personajes resultantes son señalados como “extraños”. Otro fallido importante fue el de Linkedin, la afamada red social profesional, que lanzó una convocatoria para traducir la plataforma a lenguajes diferentes del inglés. Linkedin propuso, en su convocatoria, varias posibles remuneraciones que los participantes recibirían por el trabajo de traducción, pero ninguna de las opciones contemplaba el pago en dinero, lo que provocó indignación y una momentánea“crisis” de imagen, que sólo pudo ser superada retirando la convocatoria.

Crowdsourcing y diseño gráfico

¿Cómo funcionan los sitios que conjugan crowdsourcing y diseño? En el caso de, por ejemplo, un trabajo de diseño web, simplemente es necesario escribir lo más detalladamente posible qué es lo que se necesita (cantidad de páginas, función, formato de entrega, adjuntar imágenes a utilizar, logo de la marca, etc.), indicar el plazo de entrega y cuál es el monto que se está dispuesto a pagar por el trabajo. La fijación del plazo de entrega y del presupuesto de antemano por parte del cliente agiliza el proceso: una vez que el plazo de entrega termina, el cliente simplemente elige la mejor propuesta de diseño y el creador del diseño ganador es premiado con el pago prometido.

Existen actualmente varias opciones para quienes desean recurrir al crowdsourcing para obtener sus diseños. Para quienes deseen trabajar con diseñadores de habla hispana, la plataforma en español por excelencia es Choosa, una web que cuenta con una comunidad de actualmente más de 30.000 diseñadores gráficos. Además de Choosa, existen Adtriboo, 12designer, Wilogo y la versión en español de 99designs.

Los tipos de trabajo que pueden obtenerse es muy variada, y contempla prácticamente todos los rubros del diseño: diseño de logos, sitios web, landing pages, banners, papelería, tarjetas personales, packaging, etiquetas, emails y newsletters, sobres, invitaciones, pósters, carteles, camisetas, e incluso ilustraciones.
 

Autor

Juan Quaglia

Online entrepreneur, online marketeer y periodista tecnológico.

Compartir

Comentarios

isber

06/5/2013
Lamentable esto del crowdsourcing
Me parece muy triste todo lo que sea trabajar sin cobrar. Esta es una práctica a extinguir. Si ya estoy totalmente en contra de los concursos donde te piden una maqueta para participar, esto es aun más lamentable. No conozcon nigún caso en el que un pintor vaya tu casa, pinte una habitación, y luego otro otra habitación y luego otro otra y al final, solo cobra el que más te gusta como trabaja. A veces incluso el más barato. Esto solo perjudica al diseño y a los diseñadores y además también perjudica la calidad del diseño. ¿Como vamo a a pagar impuestos si trabajamos y no cobramos?

Oscar Manuel Martínez

11/5/2013
Muy mal
Cada día como dice el companero el diseno y hasta el desarrollo Web estará por el suelo con estas practicas, por eso a los Disenadores se les hace dificil conseguir a veces proyectos, porque esto lo que hace es matar los buenos disenos de calidad, hoy en día hay cientos de herramientas y páginas que ofrecen templates gratuitos, las pequenas empresas utilizan las mismas para sus proyectos lo que hace que el disenador tenga que rebajar costos para sustentarse, etc, una cosa es crear heramientas que te ayuden a agilizar el diseno, otra muy diferente crear herramientas que te hagan el proyecto completo.

unefistanoche

23/5/2013
Sobre el tema
El crowdsourcing, como no sea manejado de manera adecuada, terminará sepultado tal como surgió. La iniciativa debe ser manejada de manera altruista, sin pretensión de buscar o proponer algún beneficio. Esto sirve mejor para el área de diseño web, y además, puede ser un plus para poder ampliar el "portfolio" personal de cada diseñador gráfico.