Cloud computing optimiza el crecimiento

  • Por
Una ventaja importante de cloud computing es que nos permite administrar el crecimiento de los negocios online de una manera óptima.
En este artículo pretendo explicar una de las ventajas que ofrece cloud computing para emprendimientos online, que es básicamente la posibilidad de implantarse en una plataforma que nos permita un crecimiento optimizado y sin dolor.

Lo que os voy a contar se lo tenemos que agradecer a Jas Sandhu @jassand que nos presentó de una manera simpática los avances de Microsoft en el mundo del software libre. Durante su conversación nos dio una pequeña pasada por el cloud computing, y presentó algunas gráficas y comentarios que intentaré trasladaros a mi manera.

El crecimiento como filo de la navaja

Tengo que admitir que el crecimiento no es un problema en la mayoría de los trabajos que he realizado y tampoco lo será en muchos de los casos que puedan encontrarse los lectores de DesarrolloWeb.com. Para muchos proyectos, con un alojamiento normalito sería suficiente para empezar. Pero pensando en proyectos grandes, que quizás algún día podamos acometer, la cosa ya cambia.

Si algún día cualquiera de nosotros tiene entre manos un negocio grande, por ejemplo un servicio online que pueda ser utilizado por miles (ojalá millones) de personas, quizás debamos comenzar a analizar nuestras expectativas seriamente, para no gastar más de la cuenta en infraestructura, ni quedarnos cortos por querer limitar la inversión.

Para ajustar la inversión a las necesidades reales de nuestro negocio, muchas veces observaremos que el crecimiento es como el filo de una navaja. Lo óptimo sería disponer de unos servidores que cubran nuestras necesidades más justas. Si nos pasamos en máquinas o recursos, estaremos desperdiciando dinero, pero si no llegamos, estaremos decepcionando a nuestros usuarios. Quizás esta situación se aclare con la siguiente gráfica.

En la gráfica anterior, la línea roja corresponde con el número de usuarios creciente que puede tener un negocio online. La línea verde sería nuestra capacidad para atender a los usuarios, que depende de los recursos que tengamos disponibles, en servidores.

En el punto 1) hemos comenzado el negocio. Tenemos un servidor que puede soportar muchos usuarios, pero realmente no recibimos tanto tráfico. Hemos dimensionado bien nuestro servidor, pero está infrautilizado durante un tiempo. Quizás nuestro director esté cabreado porque hemos gastado mucho dinero en una máquina que realmente estamos infrautilizando.

En el punto 2) hemos ampliado la capacidad de nuestro negocio online justo a tiempo. Según hemos recibido un número de usuarios creciente, hemos reaccionado justamente en el momento que se saturaba nuestra capacidad para admitir nuevos clientes. Sin embargo, debemos de ser conscientes que esta situación ideal no es muy fácil de conseguir.

Lo más normal es que nos pase algo como lo del punto 3), que debido a los muchas veces lentos procesos empresariales, la ampliación de máquinas llega más tarde de lo que hubiéramos necesitado. En ese caso existe un tiempo en el que nuestros servidores no están pudiendo asumir toda la carga que requieren los usuarios. Por tanto, nuestro director financiero estará contento porque las cuentas mejoran y la inversión estaba contenida, sin embargo, nuestros usuarios estarán teniendo problemas y viendo como su experiencia de uso empeora constantemente.

Finalmente, en el punto 4) vemos otro caso de sobredimensión. La última ampliación se produjo en un momento de alto crecimiento de usuarios, pero las expectativas superaron a la realidad de nuestro negocio. Durante un tiempo estamos gastando más dinero en recursos de lo necesario y de nuevo vamos a pasar meses o años antes que las previsiones se cumplan.

Lo ideal sería invertir en recursos para nuestro negocio siguiendo lo más fielmente posible al crecimiento. Sería como hacer malabarismos en el filo de la navaja, lo que resulta peligroso, porque puede ocurrir que nuestros usuarios superen con rapidez la previsión de crecimiento y no reaccionemos a tiempo para inaugurar nuevos servidores.

Cloud computing ajusta nuestra inversión al crecimiento en cada instante

De todos modos, si trabajamos con una plataforma tradicional, es imposible ajustarse tanto a la demanda en cada instante, como para que tanto los usuarios como nuestra inversión estén perfectamente alineados. Pero con cloud computing eso puede cambiar, según se aprecia en la siguiente gráfica.

Con cloud computing, es decir, utilizando la nube pública para alojar nuestro negocio, podemos disfrutar de una gráfica tan ajustada con la demanda como podríamos pedir. Los recursos asignados a nuestro negocio acompañarán siempre la demanda, ya que pueden aumentar casi al instante y además, al estar en centros de datos con miles de máquinas, tenemos la certeza que nunca va a faltar capacidad de procesamiento si se requiere puntualmente o a lo largo del tiempo. Incluso nos permitiría disminuir la capacidad de nuestro negocio, si el crecimiento toma momentáneamente valores negativos, algo que sería casi imposible en una plataforma tradicional.

Esto es posible porque en cloud computing no se nos asigna un servidor o servidores determinados, sino que son máquinas virtuales que pueden crecer o disminuir bajo demanda y de manera transparente para nuestro negocio.

Conclusión

A lo largo de este artículo hemos querido ponerte en el lugar de cada uno de los integrantes de este tira y afloja para atender a un número de usuarios siempre en crecimiento. Por un lado tenemos al director o el gerente de las finanzas, que desea gastar el menor dinero posible para que cuadren las cuentas. Por otro lado tenemos a los técnicos, que se ven en la necesidad de sobredimensonar los servidores para atender al mayor número de personas posibles al mismo tiempo -y que deben tener en cuenta que el tráfico que van a recibir será casi siempre irregular, pues, al final de cuentas, si algo no va bien, al que le van a tirar de las orejas es al técnico-.

Espero que hayamos podido ver cómo la nube nos ofrece una manera distinta de acceder a la tecnología, que tiene unas ventajas importantes a la hora de dimensionar un negocio online. Una forma de trabajar que nos da la seguridad de que estaremos siempre invirtiendo en infraestructura en la medida justa de nuestras necesidades.

Claro que el crecimiento es un factor a tener en cuenta, pero existen muchos otros que también se ven beneficiados por cloud computing. Si se estropea un servidor en el centro de datos, o cientos de ellos, no nos tenemos que preocupar como administradores del negocio, pues nuestra máquina virtual tendrá siempre otros recursos que disponer para funcionar. Si puntualmente un centro de datos deja de funcionar, por un fallo de conectividad, se puede disponer de otro para servir a nuestros clientes o incluso se puede contar con el soporte de centros de datos más cercanos a la región de cada cliente, lo que puede aumentar la velocidad de los servicios que ofrecemos.

Cloud computing ofrece una nueva manera de soportar los negocios y lo mejor es que no tenemos que preocuparnos por manejar toda esa infraestructura de servidores, tanto para pequeños proyectos como para otros mayores, pues ya están los ingenieros de Microsoft, Amazon, Google o el proveedor que escojamos, para hacer que todo funcione correctamente.

Autor

Miguel Angel Alvarez

Miguel es fundador de DesarrolloWeb.com y la plataforma de formación online EscuelaIT. Comenzó en el mundo del desarrollo web en el año 1997, transformando su hobby en su trabajo.

Compartir