Cómo hacer crecer una web comercial (Corporativa)

  • 05 de enero de 2005
  • Valoración:
  • 2 Comentarios
  • Marketing, Negocios
Si deseamos que una web de una empresa triunfe en Internet, debe ofrecer algún valor añadido que le destaque del resto.
Cada día, con la aparición de nuevos sitios web, que son muchas veces, competencia directa con nuestra, es necesario generar nuevos recursos o herramientas para no quedarnos solamente estancados en el posicionamiento, sino también seguir impactando o satisfaciendo a nuestros clientes.

Muchos sitios comerciales, especialmente aquellos de son de empresas que existen físicamente y comercializan productos físicos, dan por sentada su presencia en Internet y dejan a la deriva total el desarrollo y respuesta de parte del usuario, además de disponer de presencia en la web es necesario que se generen nuevas herramientas para el usuario-cliente y que se actualicen constantemente los contenidos y la presentación de los productos y el surgimiento de otros.

Hace un par de años se podían hacer sitios comerciales y dejarlos que hagan su trabajo mientras se hacía un poco de diferencia económica, sin embargo con las nuevas tecnologías de búsqueda, este concepto de pasividad en Internet se ha extinguido por completo. A pesar de toda la información disponible, muchos esperan justamente eso de Internet, se tiene el concepto de que publicar en Internet es sinónimo de lucro sin esfuerzo, se tiene el concepto de que una página es una máquina automática de hacer dinero sin importar las distancias. Nada dista más de la verdad que todo eso. Ahora para poder vender más y hacer frente a la competencia es necesario ofrecer servicios on-line, información adicional sobre los productos tales como manuales, catálogos, referencias técnicas, imágenes ilustrativas, videos etc. Todo este tipo de cosas atraerá a nuevos usuarios que muy probablemente se conviertan en clientes potenciales.

Recordemos que el pilar básico para lograr un buen posicionamiento es la generación constante de nuevos recursos, y eso deberíamos recordarlo siempre, sin importar la temática del site.

Las web comerciales seguirán existiendo, pero se asemejarán cada ves más a los portales gratuitos, y esto es perceptible en los sitios de grandes corporaciones, ya no se quedan atrás con exponer sus productos, sino que "obligan" a la compra con herramientas on-line.

Por ejemplo he visto una estrategia muy interesante de una empresa que fabrica correas para automotores, lo que han hecho es un software de cálculo para saber la resistencia a los distintos tipos de esfuerzos que la correa sufrirá. El caso es que buscando en Internet un software de este tipo me interesó totalmente la idea, y hasta acepté con gusto registrarme y aceptar su boletín electrónico. Después de esto pude disfrutar del excelente software que brindaban.

Este es uno de los tantos ejemplos de cómo las empresas que apuestan a Internet se ven casi obligadas (si quieren seguir obteniendo resultados) a no quedarse atrás en sus sitios corporativos.